Explosiona dos bombonas en su piso de Soria para intentar suicidarse

  • El hombre, detenido e ingresado en el hospital con diversas quemaduras, ya lo intentó en Arcos de Jalón en 2014 con explosivos

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Fue pasadas las once de la noche cuando saltó la alarma entre los vecinos de la plaza Tirso de Molina de Soria. Un fuerte ruido en uno de los bloques condujo a una explosión en una vivienda de la plaza soriana. Presuntamente fue provocada por un varón de 52 años, T.D.B.P, el mismo que el 5 de junio de 2014 intentó suicidarse con sustancias explosivas en Arcos de Jalón. Anoche hizo explotar dos bombonas de butano y acetona.

Como consecuencia de la explosión, el hombre ha sufrido quemaduras de diversos grados por el cuerpo aunque la cara y los ojos han sido lo más afectado, se le dio traslado inmediatamente al Hospital de Santa Bárbara. También fue trasladada una mujer que vivía en un piso superior por una crisis de ansiedad. No más personas heridas pero sí cuantiosos daños materiales. Hasta el lugar de los hechos desplazaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, también bomberos de Soria y personal sanitario del 112.

A estas horas, el presunto suicida continúa en el Hospital con quemaduras y detenido como autor de un delito de estragos.

Hay que recordar que el 5 de junio de 2014 la Guardia Civil evitó en Arcos de Jalón que el mismo hombre hiciese explotar un artefacto de construcción casera con el que pretendía suicidarse y que tenía potencia suficiente para destrozar varios pisos del inmueble de la Avenida de la Constitución, 7 en el que se había atrincherado. Aquel día, pasadas las tres y media de esta tarde, la Guardia Civil recibió un aviso de un amigo de este hombre en el que se comunicaba que D.T.B.P. le había remitido un whatsapp en el que le anunciaba que se iba a suicidar. Además añadía que, para conseguirlo, iba a utilizar una bomba.

Una vez conocida la identidad del presunto suicida se pudo determinar que tenía estudios de Química realizados en Suiza de donde era su padre. Su madre era de Arcos de Jalón y el piso en el que se había recluido pertenecía a sus abuelos maternos. Cuando se tuvo conocimiento de que se encontraba en este piso, al que había llegado esa misma tarde procedente de Soria capital, donde residía habitualmente, la Guardia Civil desalojó rápidamente los inmuebles contiguos y acordonó la zona. Se requirió la presencia de una Unidad Especial de Intervención, que vino de Madrid, y de un Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (GEDEX), que se desplazó desde Burgos. Este equipo llegó incluso a realizar una inspección en el domicilio de esta persona en Soria, situado en la calle Tirso de Molina, donde encontró sustancias que podrían ser utilizadas para fabricar explosivos.