El Norte de Castilla

Numancia 2017 presenta una imagen diseñada por Javier Mariscal

Numancia 2017 presenta una imagen diseñada por Javier Mariscal
  • Ilustra un «grito de libertad» mezclando naranja y azul como la «pasión y la esperanza»

El alcalde Carlos Martínez y el diseñador Javier Mariscal han presentado la imagen que se asociará a la efeméride Numancia 2017. El dibujante catalán ha explicado cómo surgió la idea que ilustra en dos colores, azul y naranja caldera, ese grito de Numancia que no pierde vigencia y podría ser también el de todos los sorianos.

Javier Mariscal ha presentado su trabajo a los diferentes colectivos e instituciones que se suman a la celebración de los 2150 años de la resistencia numantina con la asistencia del presidente de la Diputación, Luis Rey, y los alcaldes de Garray y Renieblas además de representantes de Tierra Quemada. El alcalde ha excusado la ausencia por diferentes motivos de los representantes de la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España.

Carlos Martínez ha explicado que «este es un paso más de ese evento que es Numancia 2017 y que sobre todo queremos que sea un punto de inflexión para la promoción de Numancia y para su reconocimiento internacional con el potencial que implica como recurso de atracción turística. También queremos que tenga un efecto multiplicador por su fuerza como recurso cultural, histórico, científico y, en definitiva, como referente junto a Antonio Machado para nuestra ciudad». «Queremos que este logo supongo un empujón, pero recordando que ni queremos que Numancia 2017 tenga una fecha de inicio a 1 de enero ni, por supuesto, queremos que acabe en diciembre, queremos que sea el inicio de un camino en el que todos nos volquemos con un recurso como es nuestra historia y el yacimiento», ha resumido. «Creo que el logo es un símbolo de libertad y resistencia y que se asemeja a lo que hacemos muchos sorianos a diario para reivindicar nuestro futuro. Quiero agradecer su trabajo de meses e implicación con el proyecto», ha añadido el alcalde.

Javier Mariscal, durante su presentación, ha comenzado realizando un breve resumen de su trayectoria profesional creando espacios, imágenes, muebles... para acabar definiéndose como "un dibujante". Respecto al proceso creativo del logo, cuya explicación ha estado acompañada de imágenes en las que se puede apreciar los dibujos previos, evolución y descartes, ha señalado que "el reto era conseguir un símbolo que fuera entendido por personas de cualquier edad y de cualquier lugar del mundo. Pero, además, queríamos con la imagen reflexionar sobre cómo alguien muy pequeño se enfrenta al más poderoso. Es un grito de libertad contra el conformismo. Soy pequeño, pero hay que seguir luchando", ha explicado el dibujante, quien ha ido detallado de esta forma la evolución de las formas desde un pequeño pueblo pisado a una imagen humana en la que no se reconoce el sexo pero sí el sentimiento. El color naranja caldera pretende transmitir, en palabras del autor del logo", "pasión y dinamismo", mientras que el azul se ha elegido para ilustrar "el cielo, la esperanza, la pureza del objetivo, de esa búsqueda de libertad". "Son cientos de bocetos hasta encontrar una forma sintética, sencilla y fácil de interpretar, también cuando se trabaja con otros colores, como cuando se reduce al blanco y negro, y que, además, se pueda reproducir en distintos soportes", ha concluido. "El objetivo de estas imágenes es que funcione más allá de que pueda considerarse bonito. La idea es que todo el mundo que trabaje en esta celebración se sienta representada".

El trabajo creativo ha tenido un coste de 10.000 euros e incluye el logotipo, códigos de color, estudio tipográfico, versiones, construcciones y desarrollo básico. El Ayuntamiento ha sido, a la espera de la constitución de un órgano gestor que pueda coordinar todos los trabajos y acciones y de la ampliación de la celebración como acontecimiento de interés por tres años, la institución que ha impulsado este nuevo avance en el proyecto que además se presentará mañana en la Feria de Turismo de Interior en Valladolid. Previamente,