El Norte de Castilla

Óscar García Marina atribuye la concesión de la Estrella Michelín al trabajo, paciencia y sacrificio

Óscar García Marina atribuye la concesión de la Estrella Michelín al trabajo, paciencia y sacrificio
/ El Norte
  • Dedica el reconocimiento a su madre que fue la primera persona que le dijo que llegaría muy lejos

Una estrella de libro, ya lo dijo Joan Roca refiriéndose a Baluarte desde el Celler de Can Roca en las horas previas al evento, el anfitrión de la celebración de la fiesta Michelín de presentación de la guía de España y Portugal para el 2017. Mientras Michelín consiguió sorprender, tratando de desviar las miradas de Barcelona, la ciudad a la que finalmente ha ido a parar la única nueva máxima puntuación de la Guía Roja: el nuevo triestrellado es el restaurante Lasarte, que dirige Martín Berasategui, mientras eso ocurría, en Soria las miradas se ponían en Baluarte. A las nueve y cinco minutos de la noche ya comenzó la celebración en la calle Caballeros, la decena de empleados del restaurante soriano celebraban por todo lo alto la concesión de la primera Estrella Michelín, lo hacían vistiendo camisetas rojas con una estrella en la espalda y el nombre de la madre de Óscar, Isabel Marina, debajo; a quien óscar le dedica esta estrella porque ella fue la primera persona que le dijo que iba a llegar muy lejos.

El día 29 de noviembre Baluarte cumple 8 años de máximo esfuerzo, inversión y apuesta por Soria. Muchos eran los que le decían a Óscar, "tienes que salir fuera de Soria porque tienes mucho talento, fuera vas a triunfar, las Estrellas Michelín no se conceden en lugares tan pequeños y tan inaccesibles". Pero él apostó por Soria, su cocina enseguida atrajo comensales de fuera, que ejercieron de embajadores de lo que habían probado en la calle Caballeros. Muchas pruebas, mucho aprendizaje autodidacta, mucha inquietud, y mucho trabajo, seriedad y disciplina. Así es Óscar García Marina. Ha conseguido la segunda Estrella para la provincia de Soria. Pero todo esto no ha empezado en Baluarte, empezó en el restaurante Alvargonzález en Vinuesa, que regentó once años junto a su familia. Es una trayectoria que avanza sin prisa pero sin pausa, con calidad, y con muy buenos apoyos de grandes amigos, los gastrónomos más grandes de este país.

Explica ilusionado que vivió la noche estrellada "muy emocionado, es una noche muy especial, un encuentro con muchos amigos y profesionales y cuando sonó el nombre de Baluarte los más importantes de este país aplaudieron y chiflaron porque sentían la Estrella como suya, es una provincia muy pequeña y quizás eso también parece que genera más cariño, además del trabajo que todos me han visto desarrollar a lo largo del tiempo". No faltaron las felicitaciones de Nacho Manzano, Martín Berasategui, Pedro Subijana, Joan Roca, y Javi Olleros que es mi cocinero preferido". Son los mismos que han dicho de Óscar García Marina que tiene una gran proyección de futuro, que es muy joven, y que lo mejor de Óscar está por llegar. El gran premio llegó anoche, que es ingresar en el club más selecto de la gastronomía. Poco a poco, paso a paso, con mucho equilibrio y constancia en su trabajo, así ha conseguido Baluarte este gran reconocimiento. Reconoce que "los inspectores han pasado varias veces este año, en alguna ocasión sí que se identificaron, en otras no, sabíamos que cabía la posibilidad pero no se sabe hasta el último momento".

La primera pregunta que los sorianos le hacen es si va a cambiar la forma de cocinar, reformar el local, la atención al comensal, o los precios; ´él sonríe seguro y confirma que "vamos a seguir la misma línea, cada año lo hacemos mejor que lo anteriores, esa es la filosofía y no sé hasta dónde podemos llegar. El local está perfecto estoy encantado porque tiene cada vez más solera. El 29 de noviembre cumple ocho años". También en noviembre Óscar tiene una fecha señalada, el cumpleaños de su madre, Isabel Marina, "este reconocimiento es gracias a todo el equipo, sobre todo tres o cuatro personas que componen los pilares del proyecto, pero quiero robarles un trocito de Estrella para dedicársela a mi madre que me dijo que llegaría lejos". Y no solo llega lejos García Marina sino también toda la provincia de Soria porque supone un impulso a su economía, "ya son dos estrellas en una provincia tan pequeñita, y si vienen turistas a comer aquí, cenarán en otro restaurante, comprarán Mantequilla de Soria en la pastelería, y dejarán su dinero aquí". Recién llegado de Girona, ha abierto las puertas del restaurante con un aperitivo a todos los sorianos que quieran acercarse.