El Norte de Castilla

Cinco furtivos detenidos y 73 denuncias en Soria por infracciones de la normativa de caza

Cinco furtivos detenidos y 73 denuncias en Soria por infracciones de la normativa de caza
  • Finaliza la Operación Vareto de la Guardia Civil y la Junta para el control de furtivismo sobre el corzo

La Guardia Civil y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han dado por finalizada la denominada 'Operación Vareto', campaña destinada al control del furtivismo en toda la comunidad con el fin de luchar contra una actividad que causa un grave perjuicio económico para los propietarios de los cotos de caza, entre los que se encuentran numerosos ayuntamientos, juntas vecinales, y juntas agropecuarias locales.

Por lo que respecta a la provincia de Soria, los resultados han sido los siguientes: 5 personas detenidas, 53 personas identificadas, 73 denuncias formuladas por infracción a la normativa de caza. Por furtivismo, han sido denunciadas 26 personas, intervenidas 5 armas, 2 piezas de caza y otros 10 efectos diferentes relaciones con la caza. En Soria, la Guardia Civil ha realizado 155 servicios relacionados con el cumplimiento de la orden de servicios.

En Soria destaca la desarticulación de un grupo que organizaba cacerías ilegales. Fueron detenidas dos personas como supuestos autores de los delitos de estafa y falsificación de documento privado. Los hechos se iniciaron tras ser identificadas tres personas cazando en la localidad soriana de Velamazán, sin contar ninguna de ellas autorización para cazar en ese coto. Se les intervinieron los dos rifles que portaban y una autorización de caza para ese coto en blanco, sin firma del titular del coto.Dicha autorización en blanco generó sospechas, por lo que tras una intensa labor de investigación e información, llevada a cabo por el Seprona de la comandancia de Soria, se pudo detener a uno los presuntos autores, al que se le intervinieron casi 100 fotocopias de autorizaciones sin firmar, para cazar en cotos de las provincias de Soria, Burgos, Palencia y León, así como trofeos y útiles para la caza.

Posteriormente en colaboración con el Seprona de Granada, por tener el domicilio en esa provincia, se procedió a la detención de otra persona por realizar la misma labor que el anterior detenido. El modus operandi de este grupo desarticulado consistía en que una agencia de cazadores, bien personalmente o a través de Internet, captaba clientes para cazar en cotos de la Comunidad de Castilla y León, facilitándoles copias falsas de las autorizaciones de caza. De esta manera, hacían creer a los clientes que la actividad era legal. La Guardia Civil considera que, con la puesta en marcha en marcha de la citada Operación Vareto, se ha reducido de forma significativa la práctica habitual de abatir más ejemplares de los autorizados así como la «no colocación» de los correspondientes precintos. La operación ha sido llevada a cabo por agentes del SEPRONA de la Guardia Civil y personal dependiente de dicha Consejería (Agentes Medioambientales, Celadores de Medio Ambiente y Técnicos). En todo el territorio de la comunidad autónoma la operación ha arrojado los siguientes resultados: 13 personas detenidas, 585 personas identificadas, 328 denuncias formuladas, intervenidas 26 armas, 27 trofeos y 1 silenciador, realizados un total de 2541 servicios específicos, se han mantenido 49 reuniones de coordinación.