El Norte de Castilla

La Junta concluye las reparaciones de la muralla celtibérica y la casa romana de Numancia

  • La Consejería de Cultura y Turismo ha invertido 17.000 euros

La Junta de Castilla y León ha concluido las obras de reparación de varios de los espacios reconstruidos del yacimiento de Numancia, concretamente la casa romana y los tramos oriental y occidental de muralla celibérica. En esta intervención, ejecutada por la empresa soriana de arqueología experimental Areco, la Consejería de Cultura y Turismo ha invertido 17.000 euros, con cofinanciación de fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional).

La Junta de Castilla y León ha realizado esta actuación, enfocada a potenciar los elementos didácticos del yacimiento de Numancia, con motivo de la conmemoración del 2.150 Aniversario de Numancia, independientemente de las labores de investigación, excavación y la consiguiente consolidación de lo exhumado que cada verano se llevan a cabo por el equipo arqueológico habitual que dirige Alfredo Jimeno.

La Consejería de Cultura y Turismo, consciente de la importancia que tienen los yacimientos en el patrimonio cultural de Castilla y León, y que uno de sus mayores problemas, al encontrarse expuestos a la intemperie, es su conservación y adecentamiento periódico para la presentación a los ciudadanos de la manera más adecuada posible, realiza cada año campañas de mantenimiento en las zonas arqueológicas. Precisamente, una de las necesidades de este tipo en los yacimientos expuestos a la visita es la actuación periódica en los inmuebles realizados para recrear el pasado histórico y contribuir a su comprensión.

En el caso del yacimiento celtíbero-romano de Numancia, a los trabajos de adecuación habituales en el resto de los yacimientos visitables, hay que sumar las actuaciones de los espacios reconstruidos, ya que al haberse realizado desde los planteamientos de la arqueología experimental, empleándose materiales tradicionales y técnicas artesanas que los hacen más frágiles al paso del tiempo y la dura climatología, conllevan un mayor mantenimiento.

Este tipo de reconstrucciones dan un valor añadido al yacimiento, ya que permiten comprender los procesos técnicos de la época por parte del visitante, obteniendo una experiencia más auténtica del lugar.

Entre los años 1998 y 2000 la Junta reconstruyó en el yacimiento de Numancia, con técnicas de arqueología experimental, una casa romana, una celtibérica y dos tramos de muralla. El carácter frágil de los elementos utilizados (adobe, madera, barro y paja) y las inclemencias de una meteorología en ocasiones extrema, requiere un mantenimiento periódico y hace necesario realizar arreglos puntuales para conservar en buen estado las construcciones.

Estos levantamientos, concretamente la muralla celtibérica en los dos tramos reconstruidos, tanto en el nordeste como el suroeste, así como la casa romana, presentaban los deterioros habituales en las construcciones elaboradas mediante técnicas tradicionales, por lo que resultaba necesario acometer una intervención para preservar su integridad estructural y mantener su estética de origen.

En las reparaciones se han seguido utilizando técnicas de arqueología experimental que ya fueron empleadas en el momento de su construcción, ajustándose a premisas consistentes en el empleo de prácticas constructivas documentadas en ese momento histórico, con el uso de materiales utilizados tradicionalmente en la zona y acabados encaminados a lograr una ambientación adecuada.