El Norte de Castilla

Escipión y su soldad abrirán paso a Retógenes y Nuane en la comparsa de San Saturio

  • Los personajes de Numanguerrix se incorporan a la comparsa de gigantes y cabezudos

 

Muy simpáticos han quedado los nuevos gigantes y cabezudos que se han presentado en la plaza mayor. Revuelo ha causado su presencia ha causado entre quienes transitaban por la plaza, niños muy pequeños, mayores, a todos han arrancado una sonrisa.

Es la primera fase de la nueva comparsa de gigantes y cabezudos para Soria, personalizada a la historia de la ciudad, que se va a desarrollar en tres fases. Son diseños de Numanguerrix, la empresa soriana conformada por dos socios Rubén García y Eduardo Torres. Rubén García explica que "está basada en los pequeños dibujos que vemos en sus camisetas. En esta primera, los protagonista que ya desfilarán en San Saturio, son dos gigantes numantinos: Retónges y Nuane".

Retógentes viste con una parte de arriba azul y morada y un gran faldón que evidentemente cubre el transporte de la pieza, en tonos marrones y blancos. En la mano derecha porta su espada enfundada y en la izquierda el escudo de madera. El pecho muestra una armadura pectoral con pelaje y no falta el casco. Son los dibujos de Numanguerrix pero hechos realidad, en tres dimensiones.

Su acompañante Nuane viste muy elegante con un vestido de manga corta morado, y delantal bajo blanco, un cinturón fruncido a la cintura y un pectoral celtíbero. Perfectamente maquillada, con sus pulseras e incluso un tocado que le cubre parte del pelo recogido. Lleva en la mano izquierda una cestita de mimbre repleta de boletus.

Encaran los valores positivos, el honor, la amabilidad y cercanía. Y los cabezudos son dos romanos, Escipión y el soldado raso. "También muy graciosos y simpáticos pero de gesto rudo porque son los malos, los que reparten mamporrazos, están enfadados, van abriendo paso a la pareja de numantinos. Escipión da miedo, cresta roja en su caso plateado, y el soldado raso luce la misma gran nariz además de un pañuelo rojo al cuello que completan las grandes máscaras".

La segunda fase se compondrá de los reyes Alfonso Octavo y Leonor de Aquitania. Una pareja de moriscos, que lucharon contra los cristianos, serán los cabezudos que les abran paso. "La tercera fase, más moderna, mostrará a Antonio Machado y Leonor. Los cabezudos serán dos miembros del ejército francés que hizo tanto daño a la ciudad. Todas las figuras están muy documentadas, cada detalle, porque así lo quiso también al artesano que les ha dado vida entre comillas de Pamplona, la cuna de las comparsas, estuvimos el Museo Numantino haciendo fotos".