El Norte de Castilla

Carlos Martínez pide sensatez para formar Gobierno y después remendar el partido

  • El secretario general del POSE soriano critica que se haya roto el acuerdo interno de lograr la gobernabilidad primero y después el rearme ideológico interno

El secretario general del PSOE de Soria, Carlos Martínez, califica de espectáculo dantesco la imagen que está dando el partido. No quiere posicionarse públicamente a favor o en contra de Pedro Sánchez y pide retomar el rumbo anterior para conformar gobernabilidad y, después, arreglar el conflicto interno.

Carlos Martínez ha sido tajante explicando que no quiere un congreso exprés "porque creo que no toca hablar ahora de lo nuestro sino de la gobernabilidad de nuestro país que es lo que les preocupa a los ciudadanos". Ve un escenario muy complicado para el PSOE si se celebrasen nuevas elecciones.

Martínez no considera un ataque a la democracia del partido la dimisión en bloque ayer de la mitad más uno de la ejecutiva federal, lo califica de una herramienta que se puede utilizar pero que no le gusta, "tampoco me gustó en Castilla y León cuando se utilizó, y es cierto que ahora quienes dicen que es un ataque a la democracia interna del partido son los que la utilizaron entonces en esta Comunidad como Óscar López y compañía".

Añade que el conflicto interno ha roto el pacto del partido que prometió a finales de diciembre primero conseguir una gobernabilidad y después abrir el debate interno de la organización; "dijimos y acordamos que primero era la gobernabilidad e intentar resolver los problemas de los ciudadanos y después el rearme ideológico y colectivo de la manera menos traumática posible para ser una alternativa seria al partido popular que hoy tiene un respaldo ciudadano mayor que el nuestro".

Insiste en que es necesario un amplio debate y diálogo que no sea excluyente, no cree que ahora sea el momento, y tampoco sabe si la se celebrará el Comité Federal del sábado. Lo que si se celebra hoy es ejecutiva provincial para conocer la postura de los afiliados sorianos. Martínez es consciente de que habrá discrepancias y lo considera positivo.