El Norte de Castilla

ASAJA Soria repartirá más de tres toneladas de peras en el tercer día de movilizaciones

  • Hoy el protagonismo fue para la leche en medio de una gran expectación

Son cuatro céntimos la diferencia que existe entre los productores de leche y quienes la compran en las tiendas. Los perdedores son los ganaderos. Es la lucha constante que mantiene el sector y desde Asaja Soria se ha querido concienciar al quien está en casa y va a hacer la compra "y no repara en lo que compra, ni dónde quedan los costes de producción, ni quien gana o pierde con lo que se produce". El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, quién recordó que "producir la lecha nos cuesta 33 céntimos y la vendemos a 29 céntimos" estuvo acompañando a la organización en Soria. Repartieron más de 1.500 de litros de leche que ASAJA fue entregando entre varios cientos de sorianos que se acercaron a la plaza Mariano Granados a apoyar esta acción reivindicativa. Largas colas se generaron para obtener leche del Cerrato, venida de Palencia, puesto que la producción lechera en la provincia es mínima.

Donaciano Dujo se refirió a todos los objetivos que persigue esta semana de protesta, "entre los que destacan la mejora de los precios de los agricultores y los ganaderos por sus productos, una mejor planificación, control y defensa del mercado interior español, un mayor control sobre las necesidades de productos importados y sobre sus operadores, y la urgente y necesaria información al consumidor en el etiquetado de los alimentos".

Aunque estos días se han repartido cebollas y leche, ASAJA Soria quiere recordar que el sector que está más en crisis es el cerealista, ya que el último año ha perdido más del 30 por ciento de su valor. Por el contrario, los principales insumos agrarios han aumentado su coste por encima del 60 por ciento.

Con esta semana reivindicativa, del 26 de septiembre al 1 de octubre, ASAJA Soria pretende que su iniciativa se vaya extendiendo a otras provincias para levantar la voz en favor de una mejora de los precios y condiciones del sector agrario en su conjunto y del sector cerealista en particular, que sufre una falta de rentabilidad alarmante.

Más de 3.000 kilogramos de peras se repartirán el miércoles en la plaza Mariano Granados de Soria en la que será ya la tercera de las jornadas reivindicativas.