Viaje a los 64 bits

Los protagonistas, Yooka, el camaleón y Laylee, el murciélago con nariz respingona/
Los protagonistas, Yooka, el camaleón y Laylee, el murciélago con nariz respingona

El título 'Yooka-Laylee' rememora la época dorada de los videojuegos de plataforma con un homenaje al clásico 'Banjo & Kazooie'

El Norte
EL NORTEValladolid

Playtonic es uno de esos estudios cuya creación debe ser celebrada por cualquier usuario más o menos veterano del mundo de los videojuegos. Formado por antiguos integrantes de Rare (estudio británico nacido en 1982), vieron la luz con el objetivo de traer de vuelta el espíritu de los títulos de plataformas 3D. Y lo hacen precisamente con un homenaje a una de sus obras cumbres, 'Banjo & Kazooie'. Un homenaje en cuyo descaro reside la gracia de todo, porque la industria en general pedía a gritos un poco de savia nueva en el terreno de los saltos entre plataformas. ¿El resultado? El videojuego 'Yooka-Laylee', el cual, con sus errores, conseguirá que a más de uno se le caiga la lagrimita. Además, se acaba de estrenar la versión para Nintendo Switch, por lo que esta particular píldora de nostalgia está disponible para usuarios de las principales plataformas.

Ya son varios los artículos en los que menciono la vorágine nostálgica que se está viviendo en diferentes ámbitos del mundo del ocio y el entretenimiento. Ejemplos cinematográficos y/o televisivos no faltan y seguro que, según lees estas líneas, tienes varios en mente. Incluso hitos literarios de años atrás como puede ser 'Harry Potter' están de vuelta, no ya con títulos que continúen la serie canónica, pero sí con otros formatos novedosos. Y precisamente esta es una de las claves a la hora de traer de vuelta títulos de antaño, ¿acaso las fórmulas clásicas funcionan hoy? ¿Requieren de algunos retoques o se pueden reproducir prácticamente intactas? 'Yooka-Laylee' es el ejemplo perfecto para analizar este punto, y es que se esfuerza tanto en recuperar el espíritu de un juego como 'Banjo & Kazooie' que muestra defectos del pasado ya superados en la actualidad.

Portada del videojuego Yooka y Laylee.
Portada del videojuego Yooka y Laylee.

El título ya avanza similitudes con respecto al juego que se lanzó en Nintendo 64 en 1998. Efectivamente, Yooka y Laylee son los dos personajes que forman la dupla protagonista. En esta ocasión se trata de un simpático camaleón (Yooka) y un murciélago con nariz respingona que viaja sobre la cabeza de su colega. Con un diseño alegre y colorido (el que respira todo el juego), ambos disponen de distintas habilidades que también son paralelas a las que vimos en Banjo y Kazooie. Sirva de ejemplo que este último, que era un pájaro, permitía en ciertos puntos planear unos segundos o saltar a sitios más lejanos sujetando a su compañero, tal y como hace Laylee.

La estructura del propio juego también respira aroma a clásico plataformas 3D de los 90. De esta forma, los jugadores se encontrarán ante un mundo central que nos da acceso a los diferentes niveles del juego, los cuales se desbloquean con unas páginas de un libro mágico, denominadas 'pagies'. Para avanzar en la aventura, descubrir nuevos mundos y los usuarios deben encontrar estas páginas sorteando los diferentes retos, obstáculos, minijuegos y desafíos de todo tipo que se encontrarán por el camino. Los coleccionables son otra mecánica característica de este tipo de juegos y no faltan a la cita en 'Yooka-Laylee'. Los usuarios deberán explorar el mapeado del juego, bastante amplio y brillantemente diseñado en líneas generales, en busca de, por ejemplo, plumas para desbloquear nuevas habilidades y poderes. Descubrir cada recoveco y aprovechar estas nuevas habilidades para alcanzar cada vez más rincones será la mecánica principal de un título que te transporta mágicamente a la época de Nintendo 64.

Uno de los niveles.
Uno de los niveles.

Cabe destacar además las grandes cantidades de humor que destila el juego, marca de la casa en su día de Rare y, hoy, de Playtonic. Cada personaje secundario y diálogo en 'Yooka-Laylee' juega con dobles sentidos y bromas de todo tipo para despertar enternecedoras sonrisas en los jugadores más veteranos y carcajadas en los más pequeños. Como no podía ser de otra forma, es un juego para disfrutar con cualquier edad. El sonido, además, es otro elemento clave en el juego; y es que la banda sonora, absolutamente brillante, ha corrido a cargo de 3 ex de Rare como son Grant Kirkhope, David Wise y Steve Burke. No faltan además efectos de sonido de lo más simpáticos que recuerdan también a Banjoo-Kazooie.

Los principales errores vienen de un control al que se le nota la edad (pese a ser un juego actual) y una cámara que, aunque mejorada con diferentes actualizaciones, aún produce algunos quebraderos de cabeza. No deja de ser un juego de producción modesta gracias a una campaña de financiación colectiva (crowdfunding es el anglicismo oficial) en la que más de 80.000 personas aportaron su granito de arena movidos por el amor a una época. El juego es, sobre todo, una dosis de nostalgia pura para todos ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos