El variado sabor de la montaña israelí

Haseisi (d) muestra una de sus creaciones. /
Haseisi (d) muestra una de sus creaciones.

Nora Haseisi, que comenzó dando de comer en su casa, tiene hoy su propio restaurante y es una de las cocineras más importantes del país

VÍCTOR NÚÑEZ JAIME

Nora Haseisi es drusa, es decir, perteneciente al grupo religioso islámico fatimí que habita en algunas regiones de Siria, Líbano e Israel. Es la menor de nueve hermanos y, cuando era niña, no dudaba en echarle una mano a su madre en la cocina. Pronto aprendió a hacer 'mansaf', un plato a base de arroz, carne de cordero, piñones y almendras, muy típico en la Montaña del Carmen, el pueblo donde nació y creció.

Un día, el chef Jaim Cohen (una estrella Michelin) se enteró de que esta mujer abría las puertas de su casa a quien quisiera probar su comida. «Los comentarios que hacían los comensales eran muy buenos y, quizá por eso, este cocinero me permitió pasar una temporada entre sus fogones, donde aprendí muchas de las técnicas de cocina de vanguardía», dice en su primera visita a España, a donde ha venido para participar en la Feria Internacional de las Culturas.

Después de su estancia en el establecimiento de Cohen, ella y cuatro de sus hermanas abrieron 'La cocina de Nora', un restaurante familiar que ofrece menús buffet elaborados con la variedad que ofrecen las montañas de su localidad. «Nuesto objetivo es hacerle sentir a la gente el variado sabor de la montaña», subraya esta mujer que luce vestido largo y velo islámico.

Israel atraviesa en estos momentos una 'gastrofiebre', similar a lo que ocurre en nuestro país. «También tenemos 'MasterChef' en la tele y muchos de nuestros visitantes hacen turismo gastronómico», dice.

Haseisi aclara que no es común que en su país una mujer pueda tener un restaurante. «Yo tuve la suerte de tener un padre banquero y una madre que atesoraba buena parte de nuestra tadición gastronómica milenaria», recuerda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos