¿Quién era San Valentín y por qué se celebra el 14 de febrero?

Cada año dedicamos un día a festejar el amor; lo que tal vez desconocemos es que la Iglesia impulsó esta celebración para contrarrestar otro festejo popular en el que se flagelaba a mujeres para asegurar su fertilidad

Liliana Martínez Colodrón
LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN
Varios valentines mártiresCatacumba romana del siglo III con una imagen de San Valentín.

Varios valentines mártires

Cada 14 de febrero, los enamorados festejan su amor con regalos, cenas románticas y tarjetas repletas de cupidos y corazones. Pero ¿por qué esta fecha y no otra?, ¿y por qué San Valentín es el patrono de los que se quieren? El origen del verdadero San Valentín no está claro. Unos creen que se trata de un joven llamado Valentín que fue ajusticiado por los romanos el 14 de febrero del 269 por defender su fe. Otros, que era un sacerdote que casaba a soldados con sus damas en los tiempos en los que el cristianismo había sido prohibido por Claudio II. Una tercera leyenda apunta a que San Valentín fue un sacerdote romano que se negó a ofrecer sacrificios a los dioses paganos.

Eliminar las fiestas lupercalesFiestas lupercales, de Andrea Camassei.

Eliminar las fiestas lupercales

Ya en el año 494, con la religión católica como oficial de Roma, el papa Gelasio I impulsó la celebración de San Valentín para luchar contra las celebraciones lupercales, en donde de fustigaba a mujeres con látigos de piel de perro y cabra ensangrentados con el fin de asegurar su fertilidad. La primera celebración de San Valentín se enmarca en el 14 de febrero de 494, un día que representaba el amor entre humanos. Se festejó hasta 1969, cuando se retiró del calendario litúrgico.

De la poesía a las tarjetas de los centros comerciales

De la poesía a las tarjetas de los centros comerciales

Desde ese año 494 se ha celebrado San Valentín en distintos periodos de la historia. El rey Carlos VI de Francia creó la Corte del Amor, y durante el Día de Valentín se competía por conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. A partir del siglo XV se fue popularizando su celebración en Francia y Gran Bretaña, extendiéndose a otros países del viejo continente. A partir del siglo XV se comenzó a escribir poemas o 'valentinas' entre los enamorados. Hasta llegar al siglo XIX, cuando la fiesta se comercializó y las tarjetas ya impresas con frases y dibujos sustituyeron a la inspiración y la poesía.

Reliquias diseminadas en doce templosEn la iglesia de San Antón, en Madrid.

Reliquias diseminadas en doce templos

Hasta doce lugares en toda Europa se disputan ser la sede de los restos del santo del amor. Además de las más populares en Italia, como Santa María in Cosmedin de Roma (famosa además por su Boca de la Verdad) o la de Terni, ciudad de la que es patrón, también se asegura que están en la iglesia de San Antón de Madrid; en la Colegiata de Toro; en la iglesia carmelita de Whitefriar, en Dublín, entre otras.

España importó la celebración de Norteamérica

España importó la celebración de Norteamérica

Según relata hoy José Luis Alonso Ponga en la edición de papel de El Norte de Castilla, en España, aunque existían tradiciones similares, este festejo llegó de Norteamérica, por lo que -como pasa con otras celebraciones- importamos sobre todo el lado comercial. Tal es así que el 24 de febrero se disparan las ventas de flores, bombones, champán y vino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos