Seis consejos para sacarse el carné de conducir

Javier Gómez, de la Autoescuela San Pablo de Valladolid. / Rodrigo Ucero

Repasamos los errores más comunes tanto de la teoría como de la práctica

Rebeca Alonso
REBECA ALONSO

Javier Gómez, de la Autoescuela San Pablo de Valladolid, explica cuáles son los principales errores de los novatos al volante y las claves a tener en cuenta tanto en el examen teórico como en el práctico.

Contenidos relacionados

1 Cuidado con las preguntas que juegan con el lenguaje

Javier Gómez advierte de que muchas preguntas del test pueden inducir a una confusión. Por eso, es importante leer con atención el enunciado y estar seguro de que lo que se contesta es lo que se pregunta. «Es muy común que se falle en las preguntas sobre la distancia de reacción. Por ejemplo: Con consumo de alcohol, ¿la distancia de reacción aumenta o disminuye? Mucha gente responde que disminuye pero no, aumenta, porque con el alcohol tardamos más en reaccionar y por lo tanto recorremos más metros.

2 Leer bien todas las respuestas

Javier Gómez también explica que muchos fallos del test se comentan por no leer todas las opciones de respuesta. «A veces leemos la primera respuesta y pensamos que es la correcta. Puede parecerlo y no serlo. Si leemos con atención todas las respuestas nos daremos cuenta de que varias pueden parecer las correctas aunque solo lo sea una».

3 No obsesionarse con los tests

Otro error de los novatos es empezar a hacer tests directamente para preparar el examen. «Yo recomiendo antes de hacer tests ir a clase y leerse el libro. Es importante tener primero una idea general. De hecho la DGT está pensando en hacer un pequeño cambio en los tests teóricos. No han dicho exactamente cómo cambiarlo pero tengo entendido que quieren introducir vídeos para contestar qué hacer en esas situaciones», alerta Javier Gómez. El objetivo sería que los alumnos asimilen conceptos en vez de tratar de aprenderlos de memoria.

4 Ojo al desfase entre teoría y práctica

A la hora de conducir, hay que tener en cuenta de que ciertos conceptos teóricos no se corresponden con la realidad. «En teoría cuando un agente levanta la mano significa que todos los usuarios de la vía que se acerquen al agente se tienen que detener, tanto peatones como vehículos y por todas las direcciones. En la práctica es aplicable para vehículos (no peatones) que se acercan solo de frente. Otro caso: Los semáforos que tienen la silueta de las bicis en teoría son para ciclos y ciclomotores pero en la práctica un ciclomotor no puede circular por un carril bici», explica Javier Gómez.

5 Al volante, pendiente de los 360 grados

Uno de los principales errores al aprender a conducir es no mirar lo suficiente los espejos y olvidarse del ángulo muerto. «Al principio casi ni miran los retrovisores. Cuando se acostumbran siempre les digo que también miren girando la cabeza, ya que pueden tener un coche prácticamente encima y no verlo. Son muy comunes los sustos por este motivo», reconoce Javier Gómez.

6 El peligro del embrague

En cuanto a las manías más recurrentes de los conductores noveles, destaca la de abusar del embrague para frenar en vez de reducir las marchas. «Muchos alumnos cuando ven un semáforo rojo al fondo pisan el embrague y frenan en vez de reducir. Circulan con el embrague pisado hasta que se detienen por completo y no se dan cuenta de que así pueden perder el control del vehículo», sentencia Javier Gómez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos