Imagen de la app.
Imagen de la app.

Una app para mejorar la calidad de vida de niños afectados por fibrosis quística

  • nuevas tecnologías

  • La digestión de cada alimento requiere de una cantidad de enzimas concreta, pero no se podía medir. Gracias a MyCyFapp se podrá determinar la dosis necesaria para los pacientes con fibrosis quística y evitar así la malnutrición

Un equipo conjunto del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, la Universitat Politècnica de València y expertos de otros 6 países europeos, han presentado los últimos resultados del proyecto MyCyFapp.

Entre sus avances destaca la creación del primer prototipo de una nueva app que ayudará a los pacientes a ajustar la terapia de sustitución enzimática, consistente en la ingesta, en cada comida, de enzimas digestivas encapsuladas para permitir la digestión y la absorción de nutrientes.

Tal y como explica Carmen Ribes, coordinadora del proyecto y, a su vez, de la Unidad de Fibrosis Quística Pediátrica del Hospital La Fe, la digestión de cada alimento requiere de una cantidad de enzimas concreta y, «hasta ahora, no se disponía de una buena herramienta para determinar la dosis necesaria para los pacientes con fibrosis quística, y tampoco conocíamos con exactitud los requerimientos enzimáticos para digerir los diferentes alimentos».

Muchas veces, los pacientes toman una cantidad de enzimas inadecuada, con lo que se produce una pérdida de nutrientes. «El niño come, pero no asimila. Por lo tanto, es como si no comiera, lo que lleva a situaciones de malnutrición que empeoran el pronóstico de la enfermedad», agrega la investigadora.

Así la nueva app evitará estas situaciones. A partir de un modelo matemático incluido en el software, la aplicación ayudará a que cada usuario conozca la cantidad exacta de enzimas que requiere en función de los alimentos que vaya a ingerir.

Y es que los pacientes introducirán los alimentos que toman en cada comida (desayuno, almuerzo.) y un algoritmo les informará de la dosis óptima de enzimas necesaria a partir de lo que vayan a comer.

Control médico

El proyecto además incluye una segunda aplicación para los médicos, desde la que estos podrán consultar toda la información que vaya incluyendo el paciente: cantidad de enzimas ingerida, síntomas presentados, medicación que toma, etc.

«De este modo, los especialistas médicos dispondrán de una herramienta de gran valor para el control de la evolución del paciente. Aunque este acuda a la consulta cada tres meses, se dispondrá de información de primera mano de su estado en los periodos entre visitas».

Junto a estas dos aplicaciones, el proyecto ha creado también un manual educacional, con aspectos básicos de la enfermedad, fundamentalmente a nivel digestivo y nutricional, que incluye recomendaciones y una serie de videojuegos para los más pequeños sobre aspectos nutricionales básicos.

El prototipo de MyCyFapp será validado próximamente mediante un estudio clínico con 200 pacientes en los diferentes países europeos participantes en el proyecto.

Pocas legumbres, pescado y frutos secos

Previamente al desarrollo de la app, se llevó a cabo un estudio epidemiológico para conocer los hábitos alimenticios de niños y jóvenes, naturales de los países participantes en el proyecto, afectados por la enfermedad.

Del mismo se extrajo la conclusión de que, en todos los estados analizados, existe un elevadísimo consumo de productos procesados -galletas, bollería, snacks- y una ingesta muy escasa de legumbres, pescado y frutos secos.