El Norte de Castilla

El turrón es uno de los principales enemigos de nuestros dientes, brackets e implantes.
El turrón es uno de los principales enemigos de nuestros dientes, brackets e implantes.

Los riesgos dentales de la Navidad

  • odontología

  • En estas fechas, son frecuentes los accidentes con los brackets y la dentadura

En estas fechas de cambios de hábitos alimenticios hay que intensificar el cuidado de la boca. Y es que la Navidad es muy agresiva para tu salud bucodental, según explican los expertos de la clínica Ferrus & Bratos.

Y es que una de las cosas que más ingerimos en estas fechas son dulces con un alto nivel de azúcar, « fuente directa» de caries, y «sus consecuencias afectan a tu sensibilidad dental, además de dañar el esmalte».

Sin embargo, no es este hecho el que más preocupa al implantólogo y periodoncista Jorge Ferrús, quien destaca que en Navidad es «más notorio» el incremento de visitas al dentista por los accidentes producidos por problemas con los brackets o la dentadura, al comer alimentos muy duros. Así que disfruta del turrón y el marisco, pero con cuidado, tus dientes pueden sufrirlo, sobre todo si usas ortodoncia o implantes.

«La bebidas carbonatadas, que originan caries, y el alcohol, que perjudica a las encías y la lengua, también deben moderarse en estas fiestas. Y, por supuesto, el tabaco, que afecta de manera irreversible al color de tus dientes», explica Ferrús.

También en estas fechas se come mucho, entre horas y fuera de casa. Precisamente por ello, Ferrús aconseja no alterar los hábitos de higiene durante las celebraciones, además de nunca suspender un tratamiento dental que ya esté en marcha. Sin embargo, en esos días en los que sales de casa por la mañana y no llegas hasta la siguiente, ¿qué se puede hacer si no tienes un cepillo de dientes a mano? «Masticar chicle sin azúcar tras una comida es un buen sustituto de éste. Aunque mascar chicle después de comer no equivale a lavarse los dientes, sí es cierto que tiene un efecto protector sobre estos, ya que neutraliza los ácidos de tu boca», aclara el experto.

Igualmente, Ferrús recomienda enjuagarse la boca nada más terminar de comer para eliminar, aunque sea de manera superficial, los restos de alimentos. «Lo ideal sería cepillarse los dientes tras cada comida, al igual que en nuestra vida diaria, pero esta es otra alternativa para salir del paso, por ejemplo, el día del almuerzo de empresa, si te has dejado el cepillo en casa», añade.