El Norte de Castilla
El sedentarismo es un factor de riesgo relevante para padecer obesidad tanto general como abdominal.
El sedentarismo es un factor de riesgo relevante para padecer obesidad tanto general como abdominal. / Reuters

Hombre y con más de 40 años, barriga segura

  • Estudio anibes

  • El riesgo de sobrepeso y obesidad general y abdominal se dispara en España entre los hombres, aunque puede disminuir con más de 150 minutos de ejercicio a la semana

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

En España, ser hombre y con una edad superior a los 40 años se asocia con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad general y abdominal, pero factores como un mayor nivel educativo y realizar actividad física de intensidad vigorosa reduce las posibilidades de empezar a engordar, según la investigación «La obesidad general y abdominal está relacionada con la actividad física, el hábito tabáquico y de sueño y mediada por el nivel educativo», coordinada por la Fundación Española de Nutrición (FEN), para Anibes.

«Mientras que el 40,5% de los hombres tenía sobrepeso, esta cifra en mujeres era del 31,4%», explica la doctora Rosa María Ortega, directora del Grupo de Investigación Valornut y catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid. «En lo que se refiere a la obesidad general, el 22,7% de la población masculina la padecía, frente al 17,3% de la población femenina. Por último, el 64,7% de los hombres tenían obesidad abdominal, mientras que entre las mujeres esta cifra descendía al 52,5%».

Otros factores que influyen en esa obesidad de la población estudiada, con edad comprendida entre los 18 y los 65 años, son ver la televisión bastante, que la aumenta; mientras el sexo la disminuye, ya que afecta tanto a la cantidad como a la distribución de la grasa corporal, según este estudio publicado en la revista científica PLoS ONE.

Cómo influye el nivel educativo

«El riesgo de desarrollar sobrepeso u obesidad en hombres podría venir determinado por las diferencias en los patrones de actividad física o de hábitos alimentarios que existen entre la población masculina y femenina», prosigue la doctora Ortega. «Hemos podido comprobar que sólo un nivel educativo universitario estaba inversamente asociado con el padecimiento de sobrepeso y obesidad general y abdominal. El nivel educativo puede ejercer influencia pues está relacionado con el conocimiento en temas de salud y de estilos de vida saludables, incluidos los hábitos de alimentación y de actividad física».

Dos recomendaciones para reducir el riesgo a desarrollar la temida «barriga» es hacer actividad física de intensidad vigorosa más de 150 minutos a la semana y dormir 7 horas o más al día. «La asociación entre dormir y el desarrollo de obesidad puede ser debida a que los individuos que permanecen más tiempo despiertos tengan mayor posibilidad de sentir hambre y mayor número de ocasiones para comer, así como tener un estilo de vida menos saludable», asegura la doctora Ortega. «De la misma manera, un mayor tiempo viendo la televisión o realizando actividades sedentarias también es un factor de riesgo relevante para padecer obesidad tanto general como abdominal».