Cuando el dolor de cabeza te hace pensar en el suicidio

Cuando el dolor de cabeza te hace pensar en el suicidio

  • neurología

  • El 72,6% de los pacientes con cefalea en racimos ha pensado en el suicidio, y la mitad no recibe el tratamiento adecuado, según un estudio reciente

Más del 50% de los pacientes con cefalea en racimos, caracterizada por un dolor muy intenso y taladrante generalmente alrededor del ojo o la sien y que afecta a unas 25.000 personas en España, no recibe el tratamiento preventivo adecuado, según el estudio internacional de la Fundación del Cerebro y la Asociación Cefalea en Racimos Ayuda (ACRA). Además, el dolor de cabeza que sufren es tan fuerte, y en muchos casos tan frecuente, que el 72,6% de los pacientes con cefalea en racimos ha pensado en el suicidio.

«Aunque la cefalea en racimos es un tipo de cefalea de baja prevalencia, es una de las más incapacitantes y uno de los dolores más atroces que existen», asegura el doctor Jesús Porta Etessam, director de la Fundación del Cerebro, durante la presentación de este estudio internacional. «De hecho, es considerada como uno de los dolores más fuertes que puede sufrir un ser humano».

Según las estadísticas del trabajo, casi el 28% de los pacientes de cefalea en racimo, en su mayoría adultos jóvenes, padecen la enfermedad de forma crónica; es decir, que la enfermedad se presenta de manera continuada o con remisiones que no superan las dos semanas entre cada crisis. Además, los afectados recurren a un mayor consumo de tabaco y drogas ilegales. Los brotes se producen en determinados periodos, normalmente de uno a tres meses, con un número de crisis continuadas, que pueden llegar a ser ocho en un solo día.

«Por su inadecuado tratamiento y la falta de respuesta a las terapias iniciales, los pacientes con cefalea en racimos valoran la posibilidad de recurrir tratamientos no establecidos y productos sin eficacia demostrada, como homeopatía, acupuntura, dietas específicas o alucinógenos», asegura el doctor Porta Etessam.

Presentada durante la más reciente Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la investigación aborda aspectos psicosociales y personales de los pacientes: el 72,6% de los encuestados reconocía haber sopesado el suicidio, el 92,5% siente impotencia, incomprensión o indiferencia por parte de la sociedad, el 53% aseguraba haber renunciado a asistir a eventos sociales y el 72,8% presenta ataques de dolor de cabeza durante el sueño.

«La cefalea en racimos se acompaña habitualmente de ansiedad y alteraciones afectivas y conductuales que pueden influir en las relaciones interpersonales», explica el doctor Porta Etessam. «Con frecuencia, la comprensión social y familiar de estos pacientes es insuficiente. Los resultados obtenidos en nuestro estudio sugieren que la enfermedad tiene una razonable aceptación por parte de pacientes, amistades y familiares. Sin embargo, llama la atención la sensación de impotencia o indiferencia social percibida y la alta necesidad de renuncia a eventos sociales. Asimismo, resulta especialmente preocupante la elevada tasa de ideación suicida que presentan estos pacientes».