El Norte de Castilla
Bióloga trabaja en la fecundación de óvulo en el Instituto Valenciano de Infertilidad de Bilbao.
Bióloga trabaja en la fecundación de óvulo en el Instituto Valenciano de Infertilidad de Bilbao. / Mireya López

Perfil de la donante de óvulos

  • Las españolas tienen entre 18 y 31 años y un carácter altruista y solidario, contactan directamente con la clínica y reciben 600 euros como compensación

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Las mujeres que donan óvulos en España pertenecen, en su mayoría, a dos grupos, diferenciados por edades. En el primero, que supone el 62% de las donantes según estadísticas de las clínicas IVI, tienen entre 18 y 25 años y una fuerte conciencia social. En el segundo, que representa el 29% de las donaciones, tienen entre 26 y 31 años, que normalmente han sido madres y que han desarrollado una mayor sensibilidad hacia otras mujeres con problemas reproductivos.

A estos dos grupos se añade un tercero, minoritario pero importante, de edades comprendidas entre los 32 y 35 años, que representan el 9% de los óvulos. Sólo en las clínicas de IVI, la cifra de consultas para donar aumentó un 29% en el último año, llegando a las 5.300 donantes. Aunque cobrar por los óvulos está prohibido, sí se contempla una compensación económica por traslados o ausencias laborales, que el Ministerio de Sanidad estipula en 600 euros.

Pasos a seguir

El proceso de donación de óvulos puede resumirse en 3 pasos, según la doctora Evelin Lara, directora del Programa de Ovodonación de IVI Barcelona. Primero, la donante contacta con la clínica de fertilidad, donde se le realiza una revisión ginecológica, analítica completa, estudios genéticos y entrevista con un psicólogo. Luego, si es declarada «apta», durante 15 días se somete a la administración de la medicación para preparar sus ovarios. Y, finalmente, cuando sus óvulos se consideran maduros, los especialistas proceden a la aspiración y vitrificación (congelación ultrarrápida a -196ºC). A partir de aquí, la donante puede continuar con su rutina.

Con pacientes que ya alcanzan una edad media de 41 años, los tratamientos de ovodonación están en alza, y una de las formas que más éxito ofrece es la donación de óvulos. «En 2016 se realizaron unos 6.400, un 7% más que en 2015», explica la doctora Pilar Alamá, directora del Programa de Ovodonación de IVI Valencia. «Las altas tasas de éxito que ofrece la donación de óvulos, que se sitúan por encima del 68%, nos llevan a optar por la transferencia de un solo embrión para reducir el número de embarazos gemelares y los riesgos inherentes, como un alto porcentaje de partos prematuros o preeclampsia, y además conservar los embriones excedentes, gracias a la técnica de la vitrificación, que pueden ser utilizados en el futuro por estos mismos pacientes sin necesidad de recurrir a una nueva donación de óvulos».