Las bebidas energéticas pueden causar «efecto rebote»

Latas./ImageLibrary
Latas. / ImageLibrary

Cambios en el ritmo cardiaco, aumento de la adrenalina o deshidratación, son algunos de los problemas que pueden producirse si hay un consumo excesivo

El Norte
EL NORTEValladolid

Las bebidas estimulantes suelen ser consumidas con el fin de aumentar la capacidad de concentración o para espabilarse. Una práctica que podría ser peligrosa para la salud de quien consume este producto, según afirman los expertos en nutrición.

Entre otros efectos perjudiciales, la ingesta regular de refrescos energéticos puede provocar el llamado «efecto rebote» y producir una sensación de decaimiento y depresión, debido a su alto contenido en cafeína. Si, además, se consume en exceso puede ocasionar cambios en el ritmo cardiaco, aumento de la adrenalina, deshidratación, gastritis y alteraciones en los nervios y en los riñones.

Estos datos provienen de estudios realizados en la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), que además apuntan a que su mezcla con alcohol podría derivar en un colapso, ya que el alcohol relaja el corazón y las bebidas energéticas lo estimulan.

«El consumo combinado de bebidas estimulantes con depresoras puede fomentar el consumo excesivo de alcohol, mostrando una falsa sensación de control y sobriedad», dice la nutricionista Stefanie Chalmers.

Es por eso que los médicos desaconsejan el consumo de estos refrescos a pacientes que padecen enfermedades cardiovasculares, complicaciones gástricas o con problemas psicológicos, así como a embarazadas y niños.

Además insisten en la importancia de no confundir las bebidas estimulantes con las isotónicas para deportistas, ya que las primeras contienen cafeína y las segundas sales minerales y glucosa, lo que favorece la hidratación de quienes las consumen.

Temas

Salud

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos