La electrosensibilidad, una enfermedad que afecta a una de cada diez personas

vídeo

Área con conexión Wi-Fi. / EFE

  • Una mujer de Lérida espera que la Seguridad Social reconozca la controvertida dolencia

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¿Puede hacer enfermar la Wi-Fi? ¿Existe algo parecido a una alergia a esas ondas electromagnéticas que transportan información? La comunidad científica es prácticamente unánime en negarlo, pero una mujer, en Lérida, ha llevado a juicio a la Seguridad Social para que le reconozca su enfermedad y le de la baja por invalidez.

Sería el segundo caso en España. El de la trabajadora de Lérida no es nuevo. El año pasado una sentencia en Madrid daba la incapacidad permanente a un trabajador que decía ser electrosensible. Es decir, que las ondas electromagnéticas de la Wi-Fi en el trabajo le provocaban dolores de cabeza y cansancio, una sentencia pionera pero también difícil que se repita porque la electrosensibilidad no está reconocida como una enfermedad.

Existen estudios a favor y en contra, pero que las ondas de la Wi-Fi tienen efectos en la salud es algo difícil de probar. En el mundo científico ya hay un sector que reconoce la enfermedad y su causa. Los mismos que aseguran que una de cada diez personas es electrosensible. Los que apoyan la existencia de la electrosensibilidad creen que sí hay estudios que lo demuestran, pero que la cantidad de dinero que mueve internet o la red de telefonías móviles, grandes 'gallinas de los huevos de oro', hace que esos estudios queden tapados.