El reinado calamar

El juego de acción competitiva más nintendero, ‘Splatoon’, regresa con una secuela que certifica su gran aportación al género de disparos, esta vez exclusivo de Nintendo Switch

EDUARDO ESPALLARGAS

La segunda parte del sorprendente ‘Splatoon’ llega para demostrar que es ya una marca consagrada y uno de los grandes exclusivos de Nintendo Switch. La apuesta de Nintendo por la acción competitiva es la demostración empírica de que las nuevas generaciones de creativos de los de Kyoto tiene mucho que ofrecer. Con la llegada de un sistema online sólido para consolas, los juegos de disparos en primera persona (‘First Person Shooter’ o FPS, tal y como se conocen en la jerga) vivieron una explosión de popularidad apabullante. Comandados especialmente por ‘Call of Duty’ y su capítulo ‘Modern Warfare’, millones de jugadores venidos de todo el mundo disfrutaron de frenéticas tormentas de balas en combates multijugador. Fueron muchos otros juegos los que se subieron al carro con mayor o menor fortuna, y viejos conocidos que hicieron al género grande tales como ‘Halo’ o ‘Doom’ evolucionaron para mantener su grandeza.

Para saber

Título:
‘Splatoon 2’
Plataforma:
Nintendo Switch
Precio:
59,95
Edad:
+7

Los disparos estaban de moda y el mercado no dejaba de sorprender a unos usuarios ansiosos por descubrir nuevas experiencias. Un buen ejemplo de ello fue ‘Gears of War’ y su famoso sistema de coberturas que marcó un antes y un después. Sin embargo, con los años la sobresaturación ha provocado un estancamiento y más allá de títulos que sí que han conseguido destacarse, como puede ser ‘Overwatch’, lo cierto es que las propuestas comenzaban a ser monótonas. Funcionan, sí, porque son pocos los elementos que parece necesitar un juego del género para destacar, pero no basta con entregas numeradas de viejos conocidos. En Nintendo, por supuesto, llevaban tiempo barruntando cómo dar el salto a ese terreno tan poco explorado por ellos: el de la acción competitiva online. ¿Un juego de disparos era la solución? Al parecer sí, pero uno ‘made in Nintendo’.

Así nació ‘Splatoon’, un título que se anunció como exclusivo de Wii U durante la feria angelina de videojuegos E3 de 2014. Por aquella época, Nintendo ya no ofrecía conferencias, sino una presentación digital que los aficionados podían seguir a través de Internet. Y aquel año uno de los títulos que más minutos protagonizó fue una extraña propuesta en la que los usuarios controlaban a unos misteriosos pistoleros capaces de convertirse en simpáticos calamares y nadar en la tinta que disparaban. ¿Suena extraño, verdad? A los mandos, no lo es tanto y ya se preocuparon por explicarlo largo y tendido las dos mentes pensantes detrás de la franquicia: Yusuke Amano y Tsubasa Sakaguchi.

Los nipones forman parte de una nueva generación de jóvenes desarrolladores a los que Nintendo ha permitido dar un paso al frente para crear nuevas marcas, y el resultado en este caso no podía ser más satisfactorio. El primer ‘Splatoon’ tuvo una gran acogida entre crítica y público, aunque se vio perjudicado por la escasez de Wii U vendidas. No obstante, el potencial estaba ahí, y la segunda parte no podía faltar en la máquina que ya ha vendido 4,7 millones desde su lanzamiento en marzo y que ha reportado un 150% más de facturación a la compañía con respecto al año pasado. Ahora sí, con una consola en millones de hogares (a pesar de la pésima gestión de stock que están sufriendo los usuarios), ‘Splatoon 2’ tiene el camino libre para demostrar sus enormes bondades de manera masiva.

Los que probaron el original se sentirán muy familiarizados con esta segunda entrega. La ciudad de Cromópolis regresa como centro de operaciones y menú del juego en 3D. En la plaza principal, los Inklings (personajes del juego) merodean en busca de tareas por hacer, y es que los diferentes modos de juego así como las opciones de personalización se encuentran en formas de tiendas de la propia plaza. En este sentido, el título ha crecido en calidad y cantidad con respecto a la primera entrega. La función estrella sigue siendo el combate online entre equipos de cuatro tanto amistosos como competitivos. En dicha función el título ofrece hasta cuatro modos de juego tales como Combate territorial, cuyo objetivo es pintar una mayor parte de escenario con el color de tu tinta; o Pintazonas, en el que pintar una zona concreta y defenderla hasta que el cronómetro marque cero.

Además de otros, destaca la inclusión de un sistema cooperativo tanto local como online conocido como Salmon Run, que invita a los jugadores a sobrevivir a diferentes oleadas de enemigos trabajando en equipo. Como no podía ser de otra forma, el juego ofrece nuevas y divertidas armas como el pincel o el difusor dual. Resulta sorprendente comprobar cómo, pese a las apariencias, ‘Splatoon 2’ es un título exigente como pocos que sabe recompensar a los más asiduos. El dominio de las armas es imprescindible, así como el trabajo en equipo. Por otro lado, es clave hacerse con el sistema de control que permite mover la retícula de disparos moviendo el mando.

No es fácil, pero una vez se le pilla el truco resulta imprescindible para salir airoso, pues es la manera más rápida y ágil de atacar al rival y cubrir el entorno de tinta. Igual de importante es saber cuándo convertirse en calamar para surcar los ríos de tinta (del color de tu equipo) a gran velocidad, esconderse para acechar al rival, trepar… El componente táctico resulta incluso sobrecogedor al principio, y es que no es un título demasiado amable con los primerizos. Eso sí, la satisfacción de ganar es muy gratificante, y el juego te invita a seguir intentándolo para subir de nivel y conseguir puntos que invertir en nuevas armas y atuendos que activan pequeños potenciadores durante los combates.

Mención aparte necesita el apartado artístico del juego. Sin ser gráficamente impresionante (aunque mejor, obviamente, que el primero), lo cierto es que la propuesta tan colorida e histriónica de personajes, armas y escenarios es sobresaliente. El mejor modo para comprobarlo es el Modo Historia para un jugador que propone al usuario vencer a los octarianos mientras completa una sencilla trama. El diseño de los niveles y las diferentes situaciones que ofrece este modo es ideal para aprender a dominar el juego disfrutando de la esencia de ‘Splatoon’. Calamares, sepias, salmones, tinta… Se trata de un cóctel muy particular. Tanto, que ha sabido ganarse el corazón de muchos nintenderos y erigirse como un exclusivo estrella de la recién llegada Switch.

Fotos

Vídeos