Las prostitutas en Amsterdam, invisibles para los turistas

Un prostíbulo en el Barrio Rojo de Amsterdam. Ideal/
Un prostíbulo en el Barrio Rojo de Amsterdam. Ideal

El Ayuntamiento de esta ciudad holandesa ha establecido nuevas normas para el Barrio Rojo

EL NORTE

El Consistorio de Amsterdam ha establecido nuevas normas para caminar por el Barrio Rojo, un espacio por donde cada semana pueden pasar unos 30.000 turistas. Los propietarios de los prostíbulos lamentan que cada vez tienen menos clientes, en parte debido a la masificación de esta zona de la ciudad holandesa.

El Ayuntamiento de la localidad les ha hecho caso y ha aplicado una serie de normas, y entre ellas llama la atención una. A partir de ahora, los turistas tendrán que dar la espalda a los escaparates para respetar la privacidad de las prostitutas, sin olvidar que tienen absolutamente prohibido hacerles fotos.

Además, como recoge la web de El Ideal, los guías que conduzcan a los turistas por sus calles tendrán que poseer una licencia municipal que deberán adquirir al precio de 100 euros y que tiene una validez de un año y medio., bajo amenaza de multas de entre 190 y 950 euros.

Y por si esto no fuera suficiente, también ha establecido un toque de queda a las 23:00 horas. A esa hora, los turistas tendrán que abandonar el lugar para que los clientes puedan circular libremente por él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos