Una profesora idea un original experimento para que los niños se laven las manos

A la izquierda el pan tras lavarse las manos; a la derecha el pan manipulado con las manos sucias
A la izquierda el pan tras lavarse las manos; a la derecha el pan manipulado con las manos sucias

Para concienciar a sus alumnos sobre la importancia de tener las manos limpias antes de manipular cualquier alimento solo ha necesitado pan y unas bolsas

EL NORTE

Probablemente acostumbrar a los niños a lavarse las manos antes de comer es de las tareas más difíciles de los padres, pero una profesora de Carolina del Norte ha conseguido que su clase aprenda su importancia a través de un sencillo, pero igualmente brillante, experimento de ciencias.

El 'experimento limpio', como la misma profesora lo ha bautizado, consiste, simplemente, en colocar rebanadas de pan en bolsas de plástico transparentes para ver cómo actúan los gérmenes en los alimentos.

En la primera bolsa introdujo una de las rebanadas con un guante para que no se contamine de gérmenes. En la segunda bolsa pan introducido después de lavarse las manos. Finalmente, en la tercera de las bolsa introduce otra rebanada que, previamente, todos los alumnos manipularon sin lavarse las manos.

El resultado se fue descubriendo con el paso de los días hasta que se observó que la primera y la segunda bolsa apenas contienen moho debido a la acción de los gérmenes, y la tercera bolsa está prácticamente cubierta por el moho.

La prueba científica que la profesora difundió en las redes sociales narrando el experimento hizo que, desde entonces, sus alumnos tuvieran ganas cada día de lavarse las manos. Un sencillo experimento que puede ayudar a otros docentes a mostrar la importancia de la higiene corporal.

Fotos

Vídeos