Unos ladrones de buen corazón

El cachorro robado y después devuelto./EL NORTE
El cachorro robado y después devuelto. / EL NORTE

Unos cacos devuelven un cachorro de ocho semanas a su dueño días después de haberlo sustraído de su propia casa

El Norte
EL NORTEValladolid

Este mismo lunes la familia de Ryan Hood se despertaba con una mala noticia: alguien había entrado a su casa y había robado un ordenador portatil, un ipad y algunas joyas. Pero esta no era, ni de lejos, la sustracción que más les dolió. Junto a estas pertenencias, los ladrones se llevaron a Sasha, un labrador de ocho semanas al que habían cogido mucho cariño en su poco tiempo de vida.

Sin duda, quien más lo sintió, fue la pequeña Maia, de tan solo cuatro años, quien apareció llorosa en los medios de comunicación junto a Ryan Hood en un intento desesperado por encontrar a Sasha. La historia fue noticia en todo Australia, lugar donde ocurrió el suceso.

Después de todo, ayer, el cachorro apareció misteriosamente en la casa en Melbourne de la familia. Al parecer, los ladrones, 'arrepentidos', la habían dejado después de que se pidiese encarecidamente su regreso también a través de redes sociales, donde se compartió ampliamente la petición. Según hizo saber la familia, Sasha tenía un problama médico y por lo tanto necesitaba atención.

«No queríamos tener esperanzas», dijo Ryan. «Pero esta mañana mi esposa se levantó para prepararse un café, pasó junto a la puerta corredera y se dio cuenta de que había una figura que se movía junto a la caseta del perro», explica. «Creemos que quien se la llevó tiene conciencia o se ha asustado y simplemente la ha dejado caer sobre la valla», aclara, «pero no nos importa ser sinceros, solo estamos agradecidos por haberla recuperado», añade.

La policía de Victoria ha señalado que mientras la familia celebra el regreso de Sasha la investigación por el robo continúa ya que el resto de pertenencias no han sido devueltas. El agente superior Adam Leggo aclaró a la cadena de noticias ABC de Australia que «robar el perro probablemente no fue planeado». «Es un poco extraño, es difícil entender lo que estaban pensando», añadió.

Fotos

Vídeos