Identifican a un violador 16 años después porque tras olvidarse la dentadura postiza

Thomas Maupin, en una imagen actual facilitada por la Fiscalía.
Thomas Maupin, en una imagen actual facilitada por la Fiscalía. / ABC

Cuando se produjo el delito nadie investigó a fondo las pruebas y eso le permitió seguir en libertad

ABC

Acostumbrados a la pericia actual de los investigadores, capaces de esclarecer un crimen con muy poquitas pruebas, sorprende el caso de Thomas Maupin, un violador y delincuente habitual cuya historia ha helado la sangre de muchos estadounidenses.

Todo ocurrió en agosto de 2001, cuando Thomas Maupin violó a una chica de 31 años en una calle de Memphis. El agresor tenía entonces 51 años y se dejó la dentadura postiza (que además tenía inscrito su nombre) en el lugar del crimen. Los investigadores recogieron los dientes en su momento pero no fue hasta hace unas semanas cuando decidieron analizarla.

Según The Washington Post, la Policía de Memphis ordenó revisar pruebas de casos archivados y descubrieron que en la dentadura aparecía el nombre de Maupin además de numerosos restos de ADN. Cuando decidieron analizar la prótesis comprobaron que ya tenían guardado el ADN de Maupin, que había estado en la cárcel en 1988 por matar a una niña de seis años.

En aquella ocasión fue condenado a 40 años de prisión, pero un conjunto de errores procesales provocaron la repetición del juicio y Maupin, tras declararse culpable, fue condenado a apenas doce.

El suceso por el que se le juzga ahora fue terrible: Maupin siguió a la joven por la calle y la golpeó en la mandíbula con una barra de hierro. Después la obligó a realizar sexo oral y culminó la agresión con la misma barra. Ahora, un tribunal de Memphis lo ha condenado a ocho años de prisión por la violación.

El caso ha puesto de actualidad la lentitud y la ineficacia de muchos procesos judiciales en Estados Unidos. Según denuncian varios medios, es realtivamente habitual que muchas pruebas de este tipo (como una dentadura postiza) se queden sin analizar durante años, permitiendo que los culpables nunca sean localizados

Fotos

Vídeos