Un grupo de menores clavan un trozo de madera en la cabeza a un niño con autismo

El niño iba acompañado de sus padres cuando recibió los insultos y fue víctima de la agresión

EL COMERCIO

Romeo Smith regresaba a su casa acompañado de sus padres tras visitar a su abuela cuando fue víctima de una agresión por parte de un grupo de menores en la ciudad británica de Mansfield. La víctima de nueve años que padece autismo, comenzó a recibir insultos y, acto seguido, el grupo le arrojó un trozo de madera con un clavo que penetró en su cabeza, según ha informado El Comercio.

Según informa el diario The Sun, sus padres lo llevaron al hospital de inmediato. Mientras esperaban en Urgencias, se vieron obligados a sujetar la pieza de madera a la cabeza para que el clavo no provocara daños graves en el cerebro del pequeño, quien ha relatado: «Fue una experiencia muy aterradora. Cuando me tiraron el trozo de madera, pude sentir como se me clavaba en la parte de atrás de la cabeza. No lo podía ver, fue lo que más miedo me dio. Me esperaba lo peor; pensé que me estaba muriendo».

La madre de Romeo, Natasha Smith, de 30 años, ha contado: «Fue terrible. [El niño] Estuvo sentado [en Urgencias], esperando con el pedazo de madera pegado en la cabeza; parecía una película de terror. Está muy afectado por lo ocurrido. Siempre es difícil saber lo que le pasa por la cabeza porque no habla de sus sentimientos»

Los habitantes de la ciudad inglesa están conmocionados por lo ocurrido mientras Romeo se recupera de su herida en casa, acompañado de sus padres y sus tres hermanos y a base de antibióticos. Su madre también ha declarado: «Es horrible porque esos tres niños [los agresores] eran sus amigos, pero lo han estado maltratando este verano. Tienen un par de años más que él y, probablemente, lo encontraron más vulnerable. No tengo ni idea de en qué momento exacto empezó el 'bullying', pero es muy preocupante que se hayan atrevido a hacer esto delante de adultos. Te preguntas qué más son capaces de hacer».

Sin embargo, pese a la gravedad de la situación, los padres han decidido no interponer ninguna denuncia.

Fotos

Vídeos