La comprensión lectora de los estudiantes de Primaria está por debajo de la media de la UE

Alumnos de Primaria en una clase./Afp
Alumnos de Primaria en una clase. / Afp

Un estudio destaca la reducción a la mitad de lo alumnos españoles rezagados, que se sitúa un punto por debajo de las medias de los países desarrollados

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La compresión lectora de los estudiantes españoles de cuarto de Primaria está por debajo de la media de la OCDE y de la Unión Europea. Sin embargo, los estudiantes han mejorado quince puntos su comprensión lectora respecto a 2011, pasando de 513 puntos a 528, lo que les sitúa por encima de la media, según los resultados del estudio internacional PIRLS realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA).

España, que ha contado con una participación de 14.595 alumnos de 629 centros, obtuvo un resultado de 528 puntos, doce menos que la media OCDE y once que la de la Unión Europea. Sin embargo, según el Ministerio de Educación, “la tendencia de crecimiento es notable, con la particularidad de que los países de nuestro entorno han obtenido menor puntuación que en la edición anterior”. Desde la última prueba, realizada en 2011, España ha mejorado sus resultados en 15 puntos, mientras que los países de su entorno han visto un retroceso en la comprensión lectora de los alumnos, como es el caso de Portugal (-13 puntos), Francia (- 9 puntos) o Alemania (- 4 puntos). Por su parte el promedio de la OCDE tan solo fue sido capaz de mejorar dos puntos en estos cinco años, pasando de 538 a 540.

De los resultados de la pruebas realizadas entre abril y mayo de 2016 en España destaca que la proporción de alumnos español rezagados en comprensión lectora es de un 3%, un punto por debajo del promedio OCDE y del total de países de la Unión Europea, que cuentan con un 4 %. De esta forma, España ha conseguido reducir a la mitad el nivel de alumnos rezagados en comprensión lectora, pasando del 6 % en 2011 al 3 % de 2016.

El estudio también recoge que el 56% de los estudiantes españoles que participaron afirma que les gusta mucho leer, frente al 36% de la OCDE y la 38% de los países de la UE. Asimismo, revela que las niñas españolas obtuvieron los mejores resultados en las pruebas de comprensión lectora.

Por su parte, el 73% de los profesores españoles declara sentirse satisfecho con su profesión, solo por detrás de Chile (84%), porcentaje inferior en más de veinte puntos en el promedio OCDE (51%) y la Unión Europea (46%).

Influencia económico y social

El estudio PIRLS también pone de relieve la influencia del Índice Social, Económico y Cultural (ISEC). Los resultados de los alumnos españoles se corresponden a los valores “esperados” para su ISEC (0,07), apuntan desde el departamento dirigido por Íñigo Méndez de Vigo.

Por otro lado, la puntuación media según el máximo nivel educativo de los progenitores apunta que los alumnos españoles cuyos padres tienen un nivel educativo superior tienen un rendimiento inferior al de los alumnos de los demás países participantes del mismo grupo. Por el contrario, los alumnos españoles que son hijos de padres con escaso nivel educativo logran un rendimiento superior al de aquellos del resto de países del estudio.

La diferencia entre los alumnos españoles según el nivel educativo más alto y más bajo de sus padres es de 51 puntos, una de las más bajas de la muestra, solo por encima de Malta (30) y prácticamente igual que Portugal (52) y Países Bajos (53).

Otra variable analizada es que cuanto mayor es el número de libros en el domicilio familiar, mayor es la puntuación media obtenida en comprensión lectora. En España, tener más de doscientos libros frente a tener menos de diez supone una diferencia de 62 puntos en comprensión lectora. Estas diferencias son todavía mayores en el promedio de la OCDE y en el total de la Unión Europea, 73 puntos y casi 75 puntos, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos