El Norte de Castilla

Mil niños españoles denuncian cada día por teléfono casos de violencia infantil

Una profesora imparte una clase.
Una profesora imparte una clase. / Archivo
  • La ONG Educa señala que casi uno de cada cinco padres, ante la posibilidad de que su hijo sea víctima de acoso escolar, "no harían nada" pues creen que es "cosa de niños"

La ONG Educa alerta de que la violencia infantil es mucho más habitual de lo que se tiende a pensar. Según el director de esta organización no gobernamental, José María Faura, unos mil niños al día en España realizan llamadas para denunciar algún caso de violencia infantil en los teléfonos de ayuda de la Fundación para niños y adolescentes, una cifra que se ha disparado un 20% en un año, entre 2015 y 2014. "La violencia infantil es más frecuente de lo que nos creemos", ha dicho Faura.

Así, en España, el 9% de las niñas y el 20% de los niños de 11 a 12 años declaran haber sido golpeados, pateados, empujados, zarandeados o encerrados en el colegio en los últimos dos meses. Además, 5.427 niños fueron víctimas de delitos graves en el ámbito familiar el año pasado, un 12% más que el año anterior, según datos del Ministerio del Interior, y el 17% de los estudiantes universitarios declaran haber sido víctimas de violencia sexual durante la infancia.

La ONG detecta dificultades de comunicación entre padres e hijos, lo que puede agravar el problema. Según un estudio dado a conocer hoy, el 32% de los padres encuentran dificultad para mantener una comunicación diaria con los hijos, el 54% de los padres declaran no haber hablado sobre el acoso en la escuela o 'bulling'. Pero el caso es que el 63% de los padres creen que es la escuela la que debe resolver estos casos. Y el 17%, ante la posibilidad de que su hijo sea víctima, "no harían nada" pues creen que es "cosa de niños". El 9% dirían a su hijo que no se deje intimidar y al 11% les costaría admitir que su hijo es un acosador.

El ciberbulling es el tipo de violencia infantil más común, pero en cambio el 54% de los padres consideran que internet es una herramienta sin riesgos y más de la mitad de los padres han colgado fotos de sus hijos en redes sociales o en su perfil de Whatsapp. El 43% no ha hablado con sus hijos del riesgo de la red.