La corrupción de las cartas

Blizzard sigue mimando a una de sus últimas creaciones, el juego de cartas ‘Hearthstone, esta vez con una nueva expansión que profundiza en la estrategia con nuevas mecánicas y cartas

EDUARDO MARTÍN ESPALLARGAS

Desde que vio la luz allá por el año 2014, el videojuego de cartas ‘Hearthstone’, obra de los californianos Blizzard Entertainment, no ha parado de sumar éxitos. El título está ambientado en el universo de fantasía de la saga ‘World of Warcraft’ (WoW) y supuso la primera incursión del estudio en el terreno de los naipes coleccionables. De lo que no cabe duda es de su éxito: según datos de la propia compañía, en mayo de este año reportaron un total de 70 millones de jugadores repartidos por todo el mundo. ¿Su secreto? Posiblemente la política de actualizaciones, con nuevos contenidos preparados periódicamente para mantener el juego fresco y a los usuarios, enganchados. Buen ejemplo de ello es ‘Caballeros del Trono Helado’, su última expansión con la que siguen profundizando en el componente estratégico del título.

Como todo lo que contiene ‘Hearthstone’, la última expansión tiene que ver con el mundo de Azeroth, localización de las aventuras de ‘WoW’. No obstante, en esta ocasión se trata de un producto muy especial, ya que uno de los personajes más queridos por los aficionados ha llegado para sembrar el terror también en forma de carta: el Rey Exánime. El pánico que provoca en sus enemigos es proporcional a la admiración que muchos fans tienen por este ser, cuyo origen es tan siniestro como épico. Su aspecto, con cierto parecido al mítico Sauron de la saga de ‘El Señor de los Anillos’ de Tolkien, destaca por esa mirada penetrante e iluminada de un frío azul. Su origen se remonta al momento en el que el chamán orco Ner’zhul intenta escapar de Draenor, la tierra de estos pieles verdes. En su huída es detenido por el señor demonio Kil’jaeden, con el que tiempo atrás el orco había firmado un pacto de sangre. Ansioso por llevarlo a cabo, el demonio decide aniquilar el cuerpo de Ner’zhul y encerrar su espíritu para así dar forma a la entidad espectral que serviría de semilla de lo que después fue el Rey Exánime.

Con su nuevo poder, el recién nacido Rey Exánime despertó a toda una legión de muertos vivientes, conocidos en la saga como el Azote o la plaga, que poco a poco fue haciéndose más grande y numerosa. El plan: acabar con la humanidad transformando a cada uno de los caídos en un zombi más de su siniestro ejército. Tras múltiples batallas y derrotas y dispuesto a acabar con este terrorífico caos que parecía no tener fin, el príncipe Arthas Menethil, único heredero del rey Terenas, decide dar un paso al frente para finalmente caer en la trampa. Desesperado, Arthas decidió hacerse con una espada legendaria que, según contaban las propias leyendas, le otorgaría un poder sinigual: ‘Agonía de Escarcha’. Ciego de odio y frustración, Arthas no dudó en blandir el acero, cayendo así presa de su corrupción y, guiado por su ponzoñosa mente, dirigió al ejército de muertos vivientes contra su propio reino. Arthas se convirtió así en la nueva herramienta del demonio Kil’jaeden para acabar fusionándose con el espíritu del orco Ner’zhul, dando forma al temible Rey Exánime que hoy llega a Hearhtstone.

Esta es a grandes rasgos, y muy resumida, la trama principal del nacimiento de este vil ser, protagonista de la expansión del propio juego de rol ‘WoW’ titulada ‘La ira del Rey Exánime’ (2008). Es por ello que su llegada al exitoso juego de cartas de la compañía no podía significar poca cosa, y lo cierto es que ha estado a la altura de las expectativas, siendo una de las expansiones que más han sabido dar un giro a la vertiente competitiva del título, su gran fuerte. Cada añadido de cartas debe suponer una variante en la construcción de barajas, una nueva dirección con la que aportar variedad a un tipo de juego que, de otro modo, se quedaría estancado.

En este sentido, una de las principales novedades que incorpora ‘Caballeros del Trono helado’ en Hearthstone son un nuevo tipo de cartas legendarias (las de más valor y difíciles de conseguir) que suponen la versión corrompida (bajo el poder del Rey Exánime, se entiende) de los propios héroes que puede manejar el usuario. Desde su lanzamiento, la elección de cada héroe en Hearthstone es la que marca el tipo de estrategia y cartas que puede usar cada clase. De esta forma, el mago está representado por Jaina; el brujo, por Gul’dan; el chamán por Thrall y así hasta un total de nueve (guerrero, paladín, sacerdote, pícaro, cazador y druida), todos ellos basados en personajes del argumento de ‘WoW’. En Caballeros del Trono helado, cuando el usuario saca la respectiva carta legendaria, su héroe se transformará en su versión corrompida, despertando poderosos efectos y cambios en el poder del héroe (habilidad que se puede activar en cada turno a cambio de dos cristales de maná).

Su inclusión ha supuesto una buena vuelta de tuerca en el juego, resucitando algunas clases que hasta el momento sufrían una cierta marginación al no ser, en términos generales, competitivas. Un buen ejemplo es el brujo, cuya versión maldita, de nombre ‘Gul’dan Saqueasangre’, permite invocar a todas las cartas de demonio caídas durante la partida del jugador que lo invoca, además de ofrecer el poder de hacer 3 puntos de daño y recuperar 3 puntos de vida (gracias esto último a la nueva habilidad ‘robo de vida’, que permite hacer daño al mismo tiempo que uno se cura, similar al ‘vínculo vital’ del conocido juego de cartas ‘Magic the gathering’.). Es solo un ejemplo, pero sirve para comprobar el poder de estos naipes, capaces de dar la vuelta a una partida con solo jugarlos. Ello ha contribuido a ampliar considerablemente el abanico de estrategias a disposición de los usuarios y enriquecido el juego.

Además, el otro gran fuerte de ‘Caballeros del Trono Helado’ es su nueva aventura que, a diferencia de las anteriores, es gratuita para los usuarios. Las aventuras son el modo para un jugador ambientadas en diferentes temáticas en las que el usuario debe superar diferentes salas enfrentándose a distintos jefes finales. Con el Rey Exánime de por medio, muchos ya se habrán imaginado quién gobierna la última sala. En conjunto de ‘Caballeros del Trono Helado’ es, posiblemente, una de las mejores expansiones que ha recibido el juego hasta la fecha no solo por la trama en la que está ambientada, si no especialmente por las versiones ‘no muertas’ de los héroes que han demostrado el enorme margen de evolución que tiene ‘Hearthstone’ si los responsables se aplican.

Más información

Título:
Hearthstone: Caballeros del Trono Helado
Plataforma:
PC, Mac, ipad, iphone, android
Precio:
Gratuito (con pagos dentro de la app)
Edad:
+12

Fotos

Vídeos