El color de la llama del hornillo puede avisarte de un peligro

Fuegos en buen estado./Twitter Policía de Granada.
Fuegos en buen estado. / Twitter Policía de Granada.

Si no está en buenas condiciones puede producirse monóxido de carbono

El Norte
EL NORTEValladolid

En la mayoría de casos no detectamos una avería en algún aparato de la cocina hasta que no nos deja de funcionar. Pero hay uno de los elementos de esta que puede poner en peligro nuestra salud si no lo controlamos. Se trata de la llama de los hornillos de gas, cuyo color debe ser siempre azul. De lo contrario, si la llama es amarilla o naranja, es posible que se haya producido monóxido de carbono. La Policía de Granada ha anunciado este peligro en su cuenta de Twitter.

Cuando la cantidad de oxígeno que se combina con el combustible es insuficiente, la combustión no se produce correctamente y hace su aparición el monóxido de carbono. Cuando esto ocurre, la llama adquiere un tono amarillento.

Por tanto, si el azul de la llama empieza a tornarse en amarillo o naranja, debemos revisar el aparato y el sistema de ventilación, puesto que la situación es realmente peligrosa.

Al parecer, esto ocurre con más frecuencia en invierno, cuando solemos tapar todas las oberturas de las viviendas para evitar que entre frío. De esta forma, lo que hacemos es reducir la cantidad de oxígeno e impedir que la combustión se realice de forma correcta.

Temas

Twitter

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos