La mitad de la gente tiene falsos recuerdos

La mitad de la gente tiene falsos recuerdos
/ Archivo
  • Así lo afirma un estudio de la Universidad de Warwick

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Muchas personas son propensas a recordar acontecimientos que en realidad nunca han sucedido, según una reciente investigación sobre la llamada falsa memoria que ha estado dirigida por el departamento de Psicología de la Universidad de Warwick (en Coventry, Reino Unido).

Este estudio, titulado 'A Mega-analysis of Memory Reports from Eight Peer-reviewed False Memory Implantation Studies' y publicado en la revista Memory, ha demostrado que si nos mencionan algo acerca de un evento completamente ficticio de nuestras vidas e imaginamos repetidamente que tal evento sí ocurrió, casi la mitad de nosotros aceptaría haberlo vivido.

"Sabemos que muchos factores afectan a la creación de falsos recuerdos y creencias, como pedirle a una persona que repetidamente se imagine un evento falso o que vea fotos para azuzar su memoria. Pero no entendíamos completamente cómo interactuaban estos factores. Los estudios a gran escala como éste nos ponen un poco más cerca del objetivo", ha comentado la Dra. Kimberley Wade, coautora de la investigación con el Dr. Alan Scoboria de la Universidad de Windsor (en Ontario, Canadá) y el profesor Stephen Lindsay de la Universidad de Victoria (también Canadá).

Más de 400 participantes en este estudio sobre implantación de la memoria han sugerido acontecimientos autobiográficos ficticios. También se ha corroborado que alrededor del 50% de los participantes creían, hasta cierto punto, que habían experimentado esos eventos.

Los participantes llegaron a recordar una serie de sucesos falsos como dar un paseo en globo de aire caliente, gastarle una broma a un maestro o causar estragos durante una boda familiar. El 30% "parecía recordar" el evento sugerido, elaboraron datos sobre cómo ocurrió e incluso describieron imágenes de cómo había sido. Otro 23% mostró señales de que aceptaron el evento sugerido solo hasta cierto punto y creyeron que realmente sucedió.

La desinformación en las noticias

La Dra. Wade y sus colegas han concluido que es muy difícil determinar cuándo una persona está recolectando memoria real en oposición a memoria falsa, incluso en un ambiente de investigación controlada y más aún en situaciones de la vida real. Este hallazgo tiene importancia en muchas áreas, planteando cuestiones sobre la autenticidad de los recuerdos durante investigaciones forenses, salas de interrogatorios y tratamientos terapéuticos.

Además, los recuerdos colectivos de un gran grupo de personas (o directamente de toda la sociedad) podrían ser incorrectos; por ejemplo, debido a la desinformación en las noticias, que tienen un efecto notable en la percepción y en el comportamiento de los ciudadanos.

Los científicos han estado utilizando variaciones de este procedimiento durante 20 años para estudiar cómo la gente puede llegar a recordar experiencias completamente falsas. "Ya sabíamos por otra investigación que las creencias distorsionadas pueden influir en las conductas, las intenciones y las actitudes de la gente. Es importante el hallazgo de que una gran parte de la gente sea propensa a desarrollar creencias falsas", ha añadido Wade.