El Norte de Castilla

La NASA lanza con éxito un cohete Antares renovado dos años después de que explotase

Lanzamiento del Antares
Lanzamiento del Antares / NASA
  • Envía una cápsula Cygnus con más de dos toneladas de provisiones para los tripulantes de la Estación Espacial Internacional, con la que se reunirá en órbita el domingo

La NASA, a través de la contratista privada Orbital ATK, ha lanzado este martes un cohete con provisiones para la Estación Espacial Internacional (EEI) desde la plataforma Wallops, en Virginia, que estaba cerrada desde hacía dos años por la explosión de otra nave similar. En esta ocasión, el cohete tipo Antares 230 tenía nuevos motores en sustitución de los anteriores, a los que se culpó del accidente del 28 de octubre de 2014, que ocasionó un enorme cráter con un costo de reparación de 15 millones de dólares, aunque no víctimas mortales.

La explosión de ese cohete significó el primer tropiezo de la NASA en su controvertida política iniciada en 2011 de contratar a compañías privadas para esas misiones de abastecimiento de la EEI. En lanzamiento de Antares, con la cápsula Cygnus que transporta más de 2.300 kilos de provisiones a la EEI, fue visible desde gran parte de la costa este estadounidense, ya que la plataforma Wallops está ubicada a escasos 280 kilómetros de Washington, la capital.

"Es genial volver a ver un lanzamiento a la EEI desde la costa de Virginia, y demuestra lo que podemos conseguir las agencias federales y estatales en estrecha relación con la industria estadounidense, todos trabajando juntos", ha explicado el administrador de la NASA, Charles Bolden.

Se espera que la cápsula Cygnus alcance la EEI el domingo, después de la llegada el viernes de tres astronautas –un estadounidense y dos rusos– que despegarán este miércoles de Kazajistán. Estos tres astronautas se unirán a la actual tripulación de la estación que conforman un ruso, un estadounidense y un japonés.

Orbital ATK (antes conocida como Orbital Sciences Corporation) y SpaceX son las dos compañías que firmaron contratos millonarios para el transporte de carga desde que la NASA puso fin a su programa de transbordadores espaciales. SpaceX sufrió también un accidente en septiembre de este año cuando uno de sus cohetes explotó tras despegar de la plataforma de Cabo Cañaveral, en Florida.