Una composición con las imágenes del cometa y Philae.
Una composición con las imágenes del cometa y Philae. / ESA

Rosetta fotografía a su robot Philae

  • La sonda ha conseguido tomar una imagen del ingenio a 2,7 kilómetros de distancia del cometa en el que está posado

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La sonda espacial Rosetta ha captado una imagen de su robot Philae posado en una grieta oscura de la superficie del cometa 67P, según ha anunciado este lunes la Agencia Espacial Europea (ESA). A 2,7 kilómetros de distancia en su aproximación al cometa y a menos de un mes de concluir su misión, la cámara de alta resolución Osiris de Rosetta ha logrado ubicar a Philae, que no ha dado señales de vida desde junio de 2015.

"¡Apenas puedo creer lo que veo con mis propios ojos Osiris! Finalmente he conseguido esta imagen de Philae, el 2 de septiembre, a 2,7 kilómetros de distancia del 67P", ha tuiteado Rosetta. Tras 10 años de viaje como pasajero de la sonda Rosetta, Philae había logrado un hito histórico al aterrizar en el cometa 67P Churiumov-Guerasimenko el 12 de noviembre de 2014.

Sin embargo, la maniobra resultó demasiado abrupta y Philae rebotó dos veces en la superficie antes de quedar inmovilizado sobre el cuerpo celeste, de forma irregular y unos 4 kilómetros de diámetro. El imprevisto hizo que Philae quedase posado en una zona de relieve accidentado y escasa exposición a la luz solar.

El robot agotó sus baterías al enviar a Rosetta el resultado de unas 60 horas de observaciones y luego se quedó "dormido". En junio de 2015 volvió a despertar, pero desde el 9 de julio de ese año no ha dado señales de vida. Más de una año después, Rosetta se dispone a poner fin a su vez a su misión, posándose también sobre el cometa el 30 de septiembre.

La imagen obtenida en esa aproximación final "muestra la orientación de Philae, explicando porqué establecer las comunicaciones resultó tan difícil", indicó la ESA. "Faltando solo un mes para el fin de la misión Rosetta, estamos contentos de haber ubicado a Philae y poderlo observar con tantos detalles", dijo Cecilia Tubiana, miembro del equipo que monitorea el trabajo de la cámara Osiris y la primera persona en advertir la presencia del robot inerte en imágenes recibidas el domingo por la ESA.

"Estábamos empezando a pensar que Philae quedaría perdido para siempre. Es increíble que lo hayamos captado a último momento", dijo Patrick Martin, director de misión de la agencia espacial. El cometa actualmente se aleja del Sol y seguirá haciéndolo en su órbita elíptica hasta unos 850 millones de kilómetros de distancia. Antes de posarse en el cometa, Rosetta seguirá tomando imágenes de alta resolución en tiempo real y hará mediciones científicas.

Los científicos en la Tierra tendrán la oportunidad de recabar más datos que sólo un encuentro cercano puede brindar. Una vez en contacto con la superficie del cometa, cesarán las comunicaciones y las operaciones de Rosetta. El encuentro con el cometa pondrá fin a una aventura sin precedentes en la historia de la conquista espacial, que aportó datos capaces de mejorar nuestros conocimientos sobre la aparición de la vida sobre la Tierra. Proyectada hace más de 20 años, la misión buscaba comprender mejor el Sistema Solar desde su nacimiento, ya que se considera que los cometas son vestigios de su materia primitiva.