Una amistad inesperada

Nintendo y Ubisoft se alían como nunca antes para lanzar ‘Mario + Rabbids Kingdom Battle’, un juego ambientado en franquicias de ambas compañías fusionadas para ofrecer un cóctel inesperado pero resuelto a la perfección

Una amistad inesperada
EDUARDO MARTÍN ESPALLARGAS

No eran pocos los rumores que llegaban sobre una posible colaboración entre la compañía japonesa Nintendo y la francesa Ubisoft y finalmente, en el marco de la feria E3 de Los Ángeles, todo se confirmó. El mayor evento a nivel mediático de videojuegos del mundo sirvió de escenario para que, durante la conferencia de los galos, se presentase ‘Mario + Rabbids Kingdom Battle’, título de Ubisoft para la nueva consola Nintendo Switch que materializaba la sintonía entre las dos empresas. El resultado es un videojuego de estrategia de lo más novedoso que fusiona la franquicia protagonizada por Super Mario y sus amigos y los desternillantes Rabbids de los afincados en París. Su sorprendente jugabilidad unida al humor que desprende y un aspecto visual que le sienta de maravilla lo convierten en uno de los mejores juegos de la máquina híbrida.

Tras el anuncio de Nintendo Switch como el nuevo hardware puntero de los de Kyoto, muchos se preguntaban cómo funcionaría el apoyo de las compañías de desarrollo externas, conocidas como third parties en la jerga. El caso de Ubisoft, responsable de títulos tan importantes como los diferentes ‘Assassins Creed’, ‘Far Cry’ o ‘Rayman’, era especialmente importante. Sobre todo porque, tras los malos resultados de la anterior máquina de Nintendo, Wii U, los franceses habían corrido un tupido velo en cuanto a desarrollos de calado para la consola. De hecho, en 2014 el CEO de la compañía, Yves Guillemot, llegó a declarar que «Wii U era una consola prácticamente muerta» para ellos en el caso de lanzamientos multiplataformas.

La situación, sin embargo, ha dado un giro de 180º con la llegada de Nintendo Switch. Desde el principio los de Guillemot confiaron en el éxito de la máquina, con declaraciones en las que afirmaban que Nintendo tenía una «oportunidad única para volver fuertes» y manifestando en varias ocasiones su enérgico apoyo. El tiempo les dio la razón y Switch se está convirtiendo en uno de los mejores lanzamientos de la historia de la compañía japonesa. Tanto es así, que de salida contó con un título de Ubisoft en el catálogo, ‘Just Dance’. No era mucho, pero ahí estaba. Ahora ha llegado el turno de que esa renovada amistad se materialice como nunca antes, y es que el lanzamiento de ‘Mario + Rabbids’ es mucho más que un juego de Ubisoft para Switch, es la utilización de una marca sagrada para Nintendo por parte de los galos. Eso sí, es evidente que ambas compañías están encantadas con el resultado final, pues para el anuncio oficial sobre el escenario del E3, Ubisoft contó con el mismísimo Shigeru Miyamoto, creador de Mario, como invitado de lujo.

Motivos para estar contentos no les falta, y es que ya se puede decir que la mezcla funciona a la perfección y que ‘Mario + Rabbids’ supone el nacimiento de una amistad inesperada que, por qué no, podría no ser cosa de un solo juego. En este título los usuarios se encontrarán con un Reino Champiñón puesto patas arriba. Por cierto accidente provocado por el uso indebido de los Rabbids de determinado aparato tecnológico, el espacio-tiempo se ve alterado, llevando a los alocados conejos al mundo de Mario.

Su llegada desata el caos y el futuro del Reino Champiñón está en juego. La premisa narrativa es harto sencilla, pero nadie espera de un juego así un guion digno del Oscar. El fuerte de esta nueva entrega es el género al que pertenece: la estrategia por turnos al más puro estilo ‘XCOM’. De hecho, no son pocos los elementos que recuerdan a esta maravillosa franquicia, todos ellos embadurnados con el colorido característico de los títulos de Super Mario. De esta forma, los usuarios comienzan una aventura en la que deberán gestionar un equipo de tres héroes a partir de una lista de ocho personajes muy distintos, cada uno con personalidades y habilidades propias, lo que proporciona que las partidas sean siempre diferentes. Usando una visión estratégica y una colección de más de 250 armas, todas ellas con estadísticas específicas, los jugadores dispondrán de múltiples maneras de lograr la victoria.

Los combates son la salsa de este título. En ellos, el escenario se despliega por cuadrículas y en cada turno los usuarios deben ordenar diferentes acciones a sus héroes. Encontrar una buena cobertura, emboscar a un rival con un ataque especial, esconderse para curar a los aliados… Las posibilidades son muchas, gracias sobre todo a la variedad de personajes y armamento, lo cual profundiza en el componente estratégico para hacer de ‘Mario + Rabbids’ un juego a la altura de lo que pueden esperar los amantes del género. Esto significa que lo más recelosos no deben juzgar por su aspecto, más divertido y colorido que lo que se suele ver en títulos de este tipo. Pese a que en un principio los combates son sencillos, poco a poco va aumentando la dificultad, y conocer al dedillo a los héroes y su equipo y habilidades será necesario para salir airoso y cumplir con los diferentes retos que nos plantea la máquina, como terminar un enfrentamiento en un número determinado de turnos.

Ficha

Título:
‘Mario + Rabbids Kingdom Battle’
Plataforma:
Nintendo Switch
Precio:
39,99 euros
Edad:
+7

El juego se desarrolla a lo largo de cuatro mundos icónicos que dan cierto pie a la exploración. No es mundo abierto y dicha exploración se antoja algo guiada, pero descubrir los diferentes recovecos es de lo más útil para así poder progresar en el juego. Eso sí, los diseños de estos mundos son espectaculares, con cientos de detalles en los que Ubisoft ha querido demostrar el gran sentido del humor que desprende la franquicia Rabbids, los cuales están poniendo patas arriba el Reino Champiñón. Los coloridos diseños y su acabado artístico en general hacen sentir al fan de Nintendo como en casa pero sabiéndose ante algo nuevo, y el equilibrio que han encontrado entre ambas franquicias es digno de elogio. Nada chirría y es un producto que sabe aprovechar las características de Nintendo Switch, permitiendo jugar en modo portátil y ofreciendo opciones como el cooperativo a nivel local para superar una serie de desafíos determinados.

Con todo, los responsables del juego, desarrollado entre Ubisoft Milán y Ubisoft París, han superado el reto con nota, ofreciendo un soplo de aire fresco al catálogo de Switch y al sector en general. Esperemos, a partir de ahora, que el amor resurgido entre Nintendo y Ubisoft no vuelva a romperse nunca más.

Fotos

Vídeos