El Norte de Castilla

Ikea difunde en Israel un catálogo sin mujeres ni niñas para los religiosos

Un Ikea, en Israel.
Un Ikea, en Israel. / AFP
  • El popularmente llamado 'catálogo kosher' ha sido difundido para atraer a ese público a las tres tiendas que tiene la cadena en Israel, lo que ha desatado las quejas de los clientes más seculares y grupos feministas

La cadena de tiendas sueca Ikea ha difundido en Israel un catálogo especial para la comunidad ultraortodoxa judía del que ha retirado las fotografías de mujeres y niñas, lo que ha desatado las quejas de los clientes más seculares y grupos feministas. El popularmente llamado "catálogo kosher" ha sido difundido recientemente para atraer a ese público a las tres tiendas que tiene la cadena en Israel y en sus páginas destaca la ausencia de toda presencia femenina de acuerdo a las costumbres de esa comunidad, que en el país representa entre un 8% y un 10%de la población.

De esta forma, el catálogo se adapta a las necesidades ultraortodoxa ofreciendo mayormente productos como mesa grandes -debido a la alta procreación de estas familias-, sólidas estanterías -por los numerosos y pesados libros de rezos que suelen tener-, camas y sillas plegables o literas. También los pie de fotos han sido adaptados al lenguaje de la comunidad con expresiones como "mesa para shabat", el día de descanso en el judaísmo en el que la familia se reúne.

Están ausentes las habituales imágenes con relajantes entornos familiares en los que aparecen mujeres y niñas, para no ofender la sensibilidad de la comunidad. Hace unos meses, en un pequeño poblado judío ultraortodoxo de Israel, unos desconocidos sacaron de los buzones de varios edificios los catálogos normales de Ikea y de otras empresas locales, y los tiraron a un contenedor, por considerar que ofendían las sensibilidades de la comunidad.

También ocurre usualmente con periódicos y revistas generalistas en zonas de alta concentración religiosa, lo que provoca las quejas de los vecinos que no lo son. La difusión del catálogo, con precios idénticos a los de los normales, ha generado las protestas de grupos seculares y feministas, que se preguntan por qué figuras como la de una madre han sido eliminadas.

"¿Por qué no hay presencia femenina en los relajados momentos familiares (de las fotos)?", "A dónde se ha ido la madre?", se preguntan algunos israelíes en las redes sociales, mientras otros, con no poco sarcasmo plantean: "¡Estupendo! ¡No sabía que en la comunidad ultraortodoxa hubiera tantas familias monoparentales!".

La cadena de tiendas, que en Israel operan bajo concesión, se ha limitado a explicar que el catálogo fue impreso para "permitir también al público religioso y ortodoxo disfrutar de los productos y soluciones de acuerdo a sus costumbres y estilo de vida". Una representante de la cadena dijo a Efe que el catálogo no ha sido siquiera difundido por internet debido a que la comunidad no suele usar esa plataforma y que se ha distribuido únicamente en los entornos ultraortodoxos, aunque también está disponible para quien lo quiera y lo pida por correo.

Temas