Cañete avisa de que «una buena parte» de las 129 nucleares de Europa están como Garoña

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía Miguel Arias Cañete.
El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía Miguel Arias Cañete. / J. J. Guillén (EFE)
  • El comisario europeo ha afirmado que "muchas centrales están llegando al final de su vida útil" y deben decidir si prorrogar su vida útil o cerrar

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha afirmado este viernes que en Europa hay actualmente 129 reactores nucleares en activo, de los que "una buena parte" están al final de su vida útil, al igual que Garoña, y que ahora deben decidir su futuro de acuerdo a la normativa vigente.

Por tanto, el caso de la central burgalesa no es único en Europa, ha insistido Arias Cañete durante su participación en un foro organizado por Expansión y Acciona. "La vida media de los reactores es de 30 años y muchas centrales están llegando al final de su vida útil", ha señalado el comisario, quien ha explicado que estas centrales tienen dos opciones: prorrogar su vida útil o cerrar, en cumplimiento del objetivo que tienen todos los Estados miembros de sustituir el 90% de la capacidad de generación nuclear antes de 2050.

En caso de prórroga, opción a la que ahora podría acogerse Garoña tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y en caso de que el Ministerio de Energía dé su visto bueno en los próximos seis meses, "las centrales deben cumplir una serie de requisitos muy claros". En este sentido, ha añadido, la Comisión Europea no es contraria a que los Estados miembros prorroguen la vida útil de las centrales nucleares, "si cumplen con la normativa y garantizan la seguridad".

Según Arias Cañete, si al final Garoña extiende su vida útil, Nuclenor -propietaria de la central y participada al 50% por Endesa e Iberdrola- deberá poner en marcha las inversiones de mejora que fije el Gobierno o los reguladores y cumplir la normativa nacional al respecto. Posteriormente, deberá notificar a Bruselas las citadas inversiones para que la Comisión Europea "se exprese", en virtud de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom).

«La UE y China liderarán la lucha contra el cambio climático»

Cañete ha comentado que la Unión Europea va a liderar junto a China la lucha contra el cambio climático, asunto que necesita "ahora más que nunca" de países fuertes que la abanderen. Además, ha evitado referirse al cese del liderazgo en esta materia de Estados Unidos tras la llegada a la Casa Blanca del negacionista del cambio climático Donald Trump, pero sí ha recordado que este país ya abandonó el Protocolo de Kioto.

Luego ha matizado que "esta es una experiencia que ya hemos vivido, y nos quedamos dentro del Protocolo", el cual sigue vigente hasta 2020 cuando se sustituya por el Acuerdo de París. A su juicio, la UE "reúne las condiciones" para liderar la transición hacia un nuevo modelo de desarrollo bajo en carbono, en tanto que es "quien tiene los objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos, y quien más apoya a los países en desarrollo en esta transición".

En ese sentido ha recordado que la UE destinó 17.600 millones a financiación climática en 2015, que el 90 % de los recursos del Fondo de Adaptación internacional al cambio climático lo ha aportado la región, que también ha contribuido con 4.700 millones al Fondo Verde para el clima, aproximadamente la mitad de la dotación de este fondo.

"Somos conscientes de la magnitud del desafío de la lucha contra el cambio climático, y estamos desarrollando los paquetes legislativos necesarios para cumplir con el Acuerdo de París", ha señalado el comisario, quien ha resaltado que la UE registrará en la UE "un ambicioso plan de descarbonización" detallando la senda para no emitir CO2 en 2050.

Para ello, ha detallado que la Comisión va a exigir a cada uno de los Estados miembros la realización de un plan integral de energía y clima, cuyo borrador deberán presentar en 2018 para su revisión y posterior aprobación en 2019, fecha en la que cada país debe de haber concluido también su estrategia de descarbonización para 2050.