Sobrevive tras dos horas cubierto de lodo hasta la nariz

Daniel Miller con la cabeza asomando levemente por encima del barro esperando a ser rescatado.
Daniel Miller con la cabeza asomando levemente por encima del barro esperando a ser rescatado. / 9NEWS
  • La excavadora con la que trabajaba cayó a un enorme charco donde quedó atrapado

El australiano Daniel Miller ha protagonizado una de increíble historia de supervivencia y resistencia ante una situación más que difícil.

Este hombre de 45 años trabajaba en su propiedad con una excavadora cuando las estructuras en las que se apoyaba la máquina cedieron. El vehículo cayó de lado en el barro, como puede observarse en las imágenes, y el arco de seguridad atrapó su espalda.

Según sus declaraciones al portal 9News.com de Australia, Miller sobrevivió sacando fuerzas al pensar en su mujer y sus hijos encontrándole «boca abajo y muerto». Este experimentado surfista dio con una barra en la que apoyarse y sobre ella hizo fuerza con los brazos, como si hiciera una flexión, y gracias a ello pudo mantener su cabeza mínimamente elevada por encima del nivel del fango.

Como relata el Daily Telegraph, cada cierto tiempo sacaba la boca del lodo para pedir ayuda hasta que finalmente un vecino le escuchó. Los bomberos llevaron a cabo un complicado rescate que incluyó drenar el agua de la pequeña presa hasta que pudieron sacarle de allí.

Su mujer alabó a través de Facebook la hazaña de este superviviente y aprovechó para anunciar que la historia había tenido un final feliz y que Daniel MIller se encuentra «bien» tras su paso por el hospital.