video

Una escena del anuncio danés contra el cáncer de piel.

Ayuden a un danés, por Dios

  • Dinamarca pide complicidad a los españoles para reducir el cáncer de piel entre sus ciudadanos con una imaginativa campaña que rezuma humor

Sabíamos que los daneses son amables, que hablan muchos idiomas y que tienen la fortuna de residir en un país que está siempre en los puestos de cabeza en cuantas listas se elaboran para medir el bienestar de los seres humanos. Conocíamos también que son solidarios, cultos y que les gustan mucho los libros. Lo que resulta menos conocido es que, además, son poseedores de un más que notable sentido del humor. Esa es al menos la impresión que se extrae después de contemplar las imágenes de una campaña que acaba de lanzar la Sociedad Danesa contra el Cáncer, convertida de la noche a la mañana en uno de los contenidos de mayor impacto en las redes sociales.

La campaña lleva el título de ‘Ayuda a un danés’ y se basa en un vídeo en el que un presentador de televisión anima a los ciudadanos de los países del sur a colaborar para que los turistas y veraneantes daneses no se expongan a los rayos solares. «El fuerte sol daña nuestra delicada piel y cada día muere un danés de cáncer de piel», expone el presentador, una figura muy popular en la radio y la televisión de su país, en un español con marcado acento escandinavo. Tras recordar que en Dinamarca viven rodeados de sombras debido al mal tiempo, admite con humor que «cuando vemos un rayo de sol, abandonamos toda precaución y nos asamos al sol hora tras hora».

A la vez que el presentador sigue hablando, la cámara abre el plano para mostrar a un grupo de supuestos turistas daneses en traje de baño y con marcas rojas en diferentes zonas del cuerpo por efecto de la sobreexposición al sol. «Enséñennos a ser como ustedes, cada minuto cuenta bajo el sol de España», proclama mientras pide a los españoles que protejan con sombreros o que cobijen bajo la sombra a cuanto danés vean expuesto a pleno sol. «Hágase voluntario y ayude a un danés», termina el presentador mientras se escuchan de fondo los solemnes compases de una pieza de Handel. El vídeo está en español pero se han editado también copias en francés, italiano, griego y tailandés.

La incidencia del cáncer de piel en Dinamarca está muy por encima de las cifras que se manejan en los países meridionales. Si en los hospitales de Copenhague se detectan de media 19,2 casos de melanoma por 100.000 habitantes, la afección en España es de 6,9 casos, en Grecia de 2,4 y en Tailandia de 0,4. Aunque las tasas de cáncer de piel siempre han sido más altas entre los escandinavos debido a su palidez, la incidencia de la enfermedad se ha disparado en los últimos años. Las autoridades sanitarias de Dinamarca relacionan el fenómeno con el turismo de playa que se ha extendido con notable éxito entre sus conciudadanos desde hace ya varias generaciones.

De padres a hijos

España es el destino preferido de los daneses para sus vacaciones. Un informe del Ministerio de Industria, Energía y Turismo precisa que 1,1 millones de ciudadanos de Dinamarca visitaron nuestro país en 2015, una cifra más que notable si se tiene en cuenta que la población total asciende a 5,6 millones de habitantes. Aunque solo representan el 1,6% de los turistas que llegan a la Península, son visitantes muy apreciados por su elevada capacidad adquisitiva. «España –precisa el estudio del Ministerio– es un destino muy conocido en el mercado danés. El gusto por pasar las vacaciones en nuestro país se transmite de padres a hijos. Algunos turoperadores incluso organizan viajes intergeneracionales en los que abuelos, padres e hijos pasan las vacaciones juntos coincidiendo con alguna celebración familiar».

La edad media del danés que viaja a España es de 42 años. Se trasladan, sobre todo, en viajes organizados mediante paquetes de vuelos chárter, aunque cada vez lo hacen más por su cuenta gracias a su «alto grado de experiencia viajera». Sus destinos favoritos son Canarias (31%), Andalucía (19,2%) y Baleares (19%). Los daneses figuran entre los turistas europeos con mayor capacidad de gasto: 124 euros al día. La estancia se sitúa en 8,7 noches por término medio. El segundo lugar de la lista de países más visitados por los daneses lo ocupa Italia, seguido de Alemania, Francia, Turquía y Suecia.