Los bomberos evacúan a una mujer con obesidad mórbida de Castro Urdiales tras siete horas

video

Los bomberos de Bilbao sacan a la mujer por la ventaja de su casa. / ABEL VERANO

  • La vecina, que pesa más de 250 kilos, ha sido trasladada al hospital de Valdecilla para ser atendida

Los Bomberos de Bilbao han logrado evacuar de su casa, después de siete horas, a una mujer con obesidad mórbida, vecina de Castro Urdiales, que desde esta mañana esperaba en su casa para ser trasladada al hospital de Valdecilla, según informa en su web El Diario Montañés. La señora, que pesa más de 250 kilos, avisó a Emergencias a las 11.15 horas de esta mañana, pero hasta las seis de esta tarde, es decir después de siete largas horas, en las que bomberos y sanitarios de Castro, Santander y Bilbao han participado, los efectivos bilbaínos no han conseguido sacarla.Antes que los bomberos de Bilbao, los de Santander ya intentaron sacarla de su casa, a través de una ventana, pero la plataforma de su vehículo se bloqueó y se tuvo que suspender la evacuación. A eso de las 17.15 horas llegaron al rescate los bomberos de Bilbao, que disponen de un vehículo con una plataforma más grande e iniciado las labores de evacuación. Minutos después la lograron bajar por medio de una brazo con plataforma a la que los bomberos pusieron una tablón de madera que hacía las veces de camilla.

Las labores para poder sacarla tumbada en la madera, ponerla sobre la plataforma y bajarla hasta la calle han resultado bastante complicadas, pero se han hecho con éxito. Y una vez en la calle, la mujer fue trasladada al hospital Marqués de Valdecilla en una ambulancia.

El rescate a esta mujer comenzó a las 11.15 horas, cuando se dio el primer aviso a Emergencias. Minutos más tarde, un amplio despliegue de más de una veintena de efectivos, entre bomberos y personal sanitario, se movilizaron en Castro para intentar sacar de su vivienda a la mujer, que sufre obesidad mórbida, y llevarla al hospital Valdecilla.

Su volumen impide que pueda salir por la puerta, de manera que desde el principio se vio como única opción sacarla por una ventana. Para llevar a cabo la complicada tarea, se movilizó a un camión dotado con un brazo industrial que llegó desde Santander, porque el vehículo de los bomberos de Castro Urdiales, además de estar averiado, no soportaba tanto peso. La mujer supera los 250 kilos, que es el tope de la autoescala de Castro, y ese vehículo de los bomberos de Santander sí que podía transportar hasta 500 kilos. Pero la mujer tampoco cabía en la cesta de este camión, por lo que se tuvo que construir una plataforma de madera para apoyarla en el cubículo. A las 14.00 horas aproximadamente, este vehículo de los bomberos de Santander se quedó bloqueado y se tuvo que abortar el rescate. En ese momento empezó a barajarse la opción de acudir a los bomberos de Bilbao y estos ya han iniciado la opreación para rescatar a la mujer.

Todo esto está ocurriendo en la urbanización Villa Jukoti, en la calle República Argentina de Castro Urdiales, donde reside esta mujer de 64 años de edad, con una hija, en un primer piso.

Al parecer, «llevaba mucho tiempo» sin salir de casa, según cuentan sanitarios desplazados al lugar, y recibe los cuidados médicos que precisa dentro de la vivienda. En esta ocasión, sin embargo, es imprescindible trasladarla al hospital para someterse a unas pruebas. Y debe ser en Valdecilla, cuentan, porque en el hospital de Laredo no hay máquinas preparadas para personas con este peso.