Una mujer utiliza a sus hijos para robar un móvil

  • Las cámaras la pillaron, al igual que a otros ladrones al descuido, una técnica que prolifera en estos días de aglomeraciones

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

5 de enero en plena vorágine de compras y esta joven saca el monedero del bolso, en el mostrador deja el móvil. No quiten ojo al teléfono y atentos. la mujer de detrás, la siguiente en la cola, con dos niños se acerca, los pequeños bien aleccionados disimulan. Abre el bolso, nuevo vistazo para comprobar que no hay testigos, un poco de tiempo, más disimulo y comienza el hurto. Deja el bolso encima del móvil y avisa a sus dos cómplices, los niños. Se pegan más a la despistada víctima , los pequeños meten la mano por detrás de su madre y se marchan con el botín en el bolsillo. La víctima paga, se ha quedado sin móvil, la ladrona disimula un poco más y la niña borda el papel de hija ajena al robo.

Los robos al descuido proliferan en estas épocas. Aglomeraciones de personas, como en esta concurrida estación de trenes y aprovechando el tumulto, robo de maleta. Aunque los hay que no necesitan ocultarse entre la gente. Como si nada en esta joyería poco a poco va desvalijando las vitrinas. Algo más rudimentario esta banda, uno se agacha, otro se estira y un tercero supervisa la complicada pirueta

Temas