El fuego arrasa en 2016 un 35% menos de superficie respecto a la media de la última década

Un brigadista lleva a cabo labores de extinción de un incendio en Orense.
Un brigadista lleva a cabo labores de extinción de un incendio en Orense. / Brais Lorenzo (Efe)
  • Este año se han producido 22 grandes incendios forestales, uno menos que la media del decenio y 8 más que el año anterior

El fuego ha arrasado un total de 62.830 hectáreas de superficie desde que comenzó 2016 hasta el 30 de noviembre, lo que representa casi un 35% menos (34,94%) que la media del decenio y un 22,1 por ciento menos que el año pasado, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Las cifras podrían servir casi de balance anual provisional puesto que en este mes de diciembre no se han producido tantos y tan virulentos incendios forestales como sí se registraron el año pasado en la cornisa cantábrica, desde Galicia hasta Navarra.

Así, los datos indican que también este año se han producido menos incendios forestales que en 2015 y que la media del decenio, pero destaca el número de grandes incendios forestales, ya que de momento, este sería el quinto año del decenio con mayor número de fuegos que afectaron a más de 500 hectáreas.

En concreto, en este 2016 se han producido 22 grandes incendios forestales, uno menos que la media del decenio y 8 más que el año anterior. En total, hasta noviembre se han producido 8.476 siniestros, de los que 6.296 fueron conatos, es decir, que afectaron a una hectárea o menos superficie y 2.180 incendios, de entre 1 y 499 hectáreas de superficie afectada.

Por áreas geográficas, el 43,26 por ciento de los siniestros ocurrió en el noroeste; el 33,82 por ciento en las comunidades interiores; el 21,92 por ciento en el Mediterráneo y el 1 por ciento, en Canarias.

Sin embargo, atendiendo al fuego que afectó a la superficie arbolada destaca el 14,79 por ciento de Canarias, en buena medida debido al gran incendio de la isla de La Palma, que afectó a gran parte de la isla. En todo caso, cerca de la mitad de la superficie arbolada, exactamente el 47,64 por ciento, se quemó en el Noroeste; el 20,40 por ciento en el Mediterráneo y el 17,17 por ciento en las comunidades interiores.

En cuanto a la superficie forestal, el 48,73 por ciento ardió en el noroeste; el 24,33 por ciento en las comunidades interiores; el 20,18 por ciento, en el Mediterráneo y el 6,76 por ciento en Canarias.