El árbol de Navidad artificial más alto del mundo está en Sri Lanka

vídeo

El árbol de 73 metros instalado en Colombo. / Atlas

  • Construído con metales y maderas recicladas, el árbol de 73 metros de altura compite por entrar en el libro Guinness de los récords

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Está en Colombo, capital económica de Sri Lanka, y con sus 73 metros de altura presume de ser el árbol de navidad artificial más grande del mundo. Construído con metales y maderas recicladas y con un presupuesto de 200.000 euros, la polémica que ha levantado es casi tan grande como su altura.

Y es que ni siquiera la iglesia católica local veía con buenos ojos semejante derroche en un país de mayoría budista y en el que casi el 40% de sus habitantes viven en condiciones de pobreza.

El Gobierno ya ha asegurado que el árbol se ha financiado íntegramente con fondos privados y una vez levantado, competirá ahora por entrar en el libro Guinness de los récords.