Una mujer podría heredar tres millones de euros gracias al ADN del pañal de su tía anciana

Un anciano se cambia los pañales en su casa de Miami.
Un anciano se cambia los pañales en su casa de Miami. / AFP
  • La relación entre sus padres fue encubierta por las diferencias sociales y la oposición de su abuelo

Una mujer de Sevilla ha presentado una demanda por la que podría heredar más de tres millones de euros después de que unos detectives se hicieran con un pañal de la hermana de su presunto padre, de quien demanda la filiación biológica, y las pruebas de ADN concluyeran que sí es la sobrina de esa anciana.

El bufete de abogados Osuna ha informado en un comunicado de esta demanda, basada en el ADN conseguido del pañal de la supuesta tía, ya que el presunto padre biológico murió y fue incinerado, por lo que es imposible la práctica de pruebas biológicas directas.

La demandante, de 75 años, defiende que es hija de un importante agricultor, fruto de las relaciones extramatrimonales con su madre después de que ambos se conocieran en una de sus fincas e iniciaran una relación sentimental "prolongada en el tiempo". Debido a que la madre de la demandante era de etnia gitana y a la posición social de ambas familias, la madre del supuesto padre se oponía a la relación, por lo que se veían a escondidas, según Osuna.

La madre se quedó embarazada y la recién nacida se quedó con sus abuelos maternos, mientras que el supuesto padre se hizo cargo de la manutención del bebé de forma acorde con la época", con tinajas de aceite o garbanzos, entre otros productos, e incluso le puso un profesor, unos gastos que se mantuvieron mucho tiempo. El bufete asegura que la paternidad de este agricultor "era sobradamente conocida en el barrio" y por quienes conocían a las dos partes, y que no tuvo más hijos y murió soltero. Además, "existe un parecido físico con su presunta hija, rostro y gesto, las fotografías aportadas lo acreditan".

Después de hacer un seguimiento con detectives a la supuesta tía biológica de la reclamante, y de las pruebas de ADN, la mujer ha presentado una demanda por la que podría heredar tres millones de euros, por lo que los sobrinos del supuesto padre tendrían que entregarle gran parte de lo que en la actualidad poseen.