Una griega de 67 años da a luz a su nieta mediante gestación subrogada

  • La madre natural padecía una rara enfermedad de útero que la obligó a someterse a una histerectomía

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Una mujer de 67 años ha dado a luz en Grecia a su propia nieta mediante gestación subrogada, en lo que supone el primer caso en el mundo de una madre sustituta de tan avanzada edad, según los médicos que han atendido el caso.

La madre natural padecía una rara enfermedad de útero que la obligó a someterse a una histerectomía. Antes de la operación se le extrajeron óvulos que fueron fertilizados con los espermatozoides del marido. Al no poder ser ella misma la gestante, su propia madre se ofreció como madre sustituta, lo que además de exhaustivos análisis médicos requirió de un permiso judicial especial.

El límite de edad en Grecia para la fecundación in vitro es de 50 años, pero no se han establecido topes para la gestación subrogada. Konstantinos Pantos, el médico que atendió a la embarazada, opinó que por un lado es necesario elevar el límite de edad de las madres que se someten a tratamientos in vitro, porque la esperanza de vida ha aumentado, pero por el otro, se debería imponer un techo para las madres de alquiler, para así evitar posibles riesgos para las mujeres de edad avanzada.

La gestante, tras sufrir una subida de tensión arterial, tuvo que dar a luz mediante cesárea en la trigésimo primera semana del embarazo. En declaraciones a los medios locales, la parturienta, que al igual que el bebé se encuentra en perfecto estado, afirmó que no se sentía como una madre sino "como una doble abuela", y aseguró que había tomado la decisión de ayudar a su hija sin pensárselo dos veces y sin importarle las opiniones de los demás al respecto.