El Norte de Castilla

Detectados 1.912 conductores al volante tras consumir drogas o alcohol

vídeo

Campaña especial de control y vigilancia del consumo de drogas y alcohol. / Efe | Atlas

  • El cannabis y la cocaína siguen siendo los estupefacientes más consumidos

  • Los agentes dieron parte al juez de 242 personas por delitos contra la seguridad vial

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil denunciaron la semana pasada a 1.912 conductores, 518 por dar positivo a drogas y 1.394 por alcohol, con motivo de la campaña que habitualmente despliega la Dirección General de Tráfico (DGT) con motivo de las fiestas navideñas

En total se realizaron 129.309 pruebas de alcohol y drogras, de las que 1.417 fueron test salivales para la detección de estupefacientes a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia tras ser parados por los agentes al cometer alguna infracción o verse implicados en un accidente. De ellos, a 514 conductores se les abrió expediente sancionador por vía administrativa, otros cuatro fueron puestos a disposición judicial al presentar signos evidentes de conducir bajo la influencia de las drogas y haberse visto implicado en un accidente y otro más por negarse a someterse a la prueba de drogas.

Según Tráfico, entre las drogas detectadas las más consumidas son el cannabis (387 casos), la cocaína (187 casos) y las anfetaminas (46 casos). La relación entre este tipo de sustancias y conducción se refleja también en que de las 85 personas que fueron sometidos al test salival por cometer una infracción, 46 dieron positivo a drogas. La relajación, la menor concentración, la percepción alterada o la movilidad limitada son algunos de los efectos que las drogas provocan en la conducción.

Desde la DGT recuedan que poco a poco se están incrementando los controles de drogas con la idea de llegar a generalizarse como los de detección del alcohol. Esto responde a las conclusiones del último informe EDAP.15 sobre drogas, alcohol y conducción, que apuntaba a que el 12% de los conductores elegidos al azar que dieron positivo estaban por encima de los límites legales.

Respecto a los controles de alcohol, durante la pasada semana se realizaron 127.892 pruebas, en las que 1.394 conductores dieron positivo. De ellos, 1.162 fueron detectados en controles preventivos, 92 tras haber cometido una infracción, otros 131 por estar implicado en un accidente y nueve más por presentar síntomas evidentes de estar ebrios. La DGT destaca que el 6% de los conductores a los que se les realizó la prueba de alcohol por un accidente dieron positivo,131 personas.

En cuanto a las sanciones, del total de postivos en alcoholemia, a 1.156 se les abrió expediente por vía administrativa, mientras que a los 238 restantes se les instruyeron diligencias para su posterior traslado al juez por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, los agentes pusieron a disposición del juez a seis conductores por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.