Las chocolatinas de regalo.
Las chocolatinas de regalo. / Hunter Jobbins

Una chocolatina a cambio de 6.500

  • A un estudiante le robaron un kit-kat de su coche, en el que puede que sea uno de los hurtos más cutres que se recuerden

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Un estudiante de la Universidad de Kansas, Hunter Jobbins, tardó 15 minutos en entrar y salir de su residencia con la imprudencia de dejarse el coche abierto. Ese periodo de tiempo fue suficiente para que un ladrón un tanto peculiar le robara una chocolatina que se encontraba dentro del vehículo. Para dejar las cosas claras el caco le dejó una nota:

"Vi un Kit Kat en tu posavasos. Me gustan los Kit-Kat, así que probé tu puerta y vi que estaba abierta. No he cogido otra cosa más que el Kit Kat. Lo siento, estoy hambriento".

El chico alucinó (como no puede ser de otra manera) y publicó la nota en las redes sociales que recibió la repuesta de Kit-kat. Una de lo más inesperada.

¿Quien le roba a alguien el Kit-kat? ¿QUIÉN HACE ESO? Envíamos un DM y te daremos otra.

El mensaje ha conseguido viralizarse y la empresa de chocolatinas finalmente ha cumplido su promesa pero no con una ¡si no con 6.500!