El Norte de Castilla
Así de fácil es engañar a un menor en las redes sociales

Así de fácil es engañar a un menor en las redes sociales

  • El experimento de un 'youtuber' en colaboración con algunos padres muestra los peligros de Internet para los niños

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El youtuber Coby Persin ha sido el impulsor de ese experimento que, junto a algunos padres, ha querido comprobar si los menores están preparados o no para rechazar a personas que no conocen en Internet. El resultado es que es fácil engañar a los niños para que caigan en redes adultas a través de las redes sociales.

Persin se hace pasar por personas de la edad de los menores y queda con ellos en una furgoneta donde entran sin desconfiar lo más mínimo. Y eso que los menores no se encuentran don su cita sino con actores contratados por Persin. Éstos 'asustan' a los niños haciéndoles ver que podrían haber sido agredidos. Después aparecen los padres para hablar con ellos de lo que han hecho.