El Norte de Castilla

España perderá cinco millones de habitantes en los próximos cincuenta años

vídeo

Mayores españoles / J. Alemany I Atlas

  • El INE alerta que las muertes superarán a los nacimientos a partir de 2020 de forma constante.

  • En 2030 habrá un tercio más de mayores de 64 años y casi un tercio menos de treintañeros

La población en España se va a convertir en un problema de Estado dentro de cincuenta años. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha realizado una predicción de cuántos habitantes tendrá en las próximas décadas y las previsiones no son halagüeñas. Este año habrá un crecimiento de población. Pero a partir de 2017 se iniciará un prolongado descenso que terminará con una pérdida de 552.245 habitantes para 2031. En 15 años se perderá el 1,2% de la población para dejar a España con 45,9 millones de habitantes.

Esta bajada poblacional provocará que dentro de 50 años, en 2066, España solo tenga 41,1 millones. Habrá perdido 5,3 millones de habitantes un 11,6%. Una bajada que provocará un cambio en las estructuras económicas del país, con una gran masa de población mayor a la que atender y el peligro real de cómo pagar las pensiones. Porque el número de nacimientos seguirá reduciéndose en los próximos años. Entre este año y 2030 nacerían, si las predicciones del INE se cumplen, 5,3 millones de niños. Supone un 22% menos que en los 15 años previos. Un descenso brutal. Un ejemplo: en 2031 nacerán 335.937, un 19,5% menos que en la actualidad.

El descenso de recién nacidos es causa directa de que ya no hay tantas mujeres en edad fértil como en décadas anteriores. El número de mujeres entre 15 y 49 años bajaría en 1,8 millones (un 16,6%) en 15 años, y en 3,5 millones en 50 años (un 32,7%). Otro de los efectos es que la edad media de la maternidad continuará su escalada. Si ahora está en los 31,9 años, una de las más altas del mundo, seguiría creciendo paulatinamente, hasta acercarse a los 33 años al final del periodo.

Por otro lado, el INE destaca que la esperanza de vida al nacimiento alcanzaría los 83,2 años en los varones y los 87,7 en las mujeres en 2031, lo que supone una ganancia respecto a los valores actuales de 3,3 y de 2,3 años, respectivamente. En 2065, de mantenerse la tendencia actual: la esperanza de vida de los hombres superaría los 88,5 años y la de las mujeres los 91,6 años. De la misma forma, una mujer que alcanzase la edad de 65 años en 2065 viviría en promedio otros 28,2 años más (25,1 en los hombres), frente a los 22,7 años de supervivencia actuales (18,8 para los hombres).

En el otro lado de la balanza, el de defunciones, su número seguirá subiendo como consecuencia del envejecimiento de la población a pesar de la pérdida poblacional y del aumento de la esperanza de vida. En los próximos quince años, se llegarían a registrar casi 6,5 millones de defunciones, un 12,7% más que las observadas en los 15 años previos (2001-2015). En 2031 se producirían 452.026 fallecimientos entre los residentes en España y en 2065 se llegaría a 595.979 defunciones (frente a los 420.018 del año 2015). Ante el descenso de la natalidad y el envejecimiento poblacional, en España habría más defunciones que nacimientos (saldo vegetativo negativo) durante los 50 próximos años.

Sin treintañeros

La simulación del INE incide en que la pérdida de población se concentrará entre los 30 y los 49 años: Se perderán 4,2 millones de personas en los 15 próximos años (un 28,5% menos) y seis millones hasta 2066 (un 40,1% menos). Además, el descenso de la natalidad provocaría que en 2031 habría unos 1,2 millones de niños menores de diez años menos que en la actualidad (un 25,9%) y 1,7 millones menos en 50 años (un 35,3% inferior). Por el contrario, la población se incrementaría en la mitad superior de la pirámide de población.

Todos los grupos de edad a partir de los 70 años experimentarían un aumento. Dentro de 15 años en España residirían 11,7 millones de personas mayores de 64 años, tres millones más que en la actualidad (un 34,8%). Y esta cifra se incrementaría hasta 14,2 millones de personas (un 63,1% más) en 50 años. “Si observamos los grupos de edad quinquenales, el más numeroso en la actualidad es el de 40 a 44 años. Pero esto cambiará tanto en 2031 como en 2066, cuando el grupo con más efectivos sería el de 55 a 59 años”, asevera el informe de Estadística.