Conoce al cliente más torpe del mundo

  • La tienda británica de electrodomésticos HBH Woolacotts fue la 'victima' de este hombre

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La tienda británica de electrodomésticos HBH Woolacotts fueron las 'victimas' de este hombre. Un cliente que tocó una televisión y la tiró al suelo. El aparato le dio al que tenía detrás que sufrió el mismo destino. No se quedó ahí la cosa, el chico, asustado, golpeó un tercer televisor que también cayó y arratró a otro. En total, cuatro televisiones destrozadas por el módico precio de 5.500 euros.

A partir de ahí el dependiente no quiere que el joven se vueva a acercar a los aparatos ni siquiera para que le ayude a recogerlos. Nada se sabe de la suerte que corrieron los dispositivos ni si el cliente tuvo que abonar la cuenta por los destrozos.