Seis consejos para recolectar y consumir setas sin problemas

Seis consejos para recolectar y consumir setas sin problemas

  • La Agencia de la Protección de la Salud y la Seguridad Alimentaria ha editado un díptico con normas fundamentales

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Comienza la temporada de la recogida de setas y los aficionados se lanzan al campo a la caza y captura de hongos. Desde la Junta de Castilla y León y su Agencia de la Protección de la Salud y la Seguridad Alimentaria han editado un díptico con seis consejos fundamentales a la hora de recoger setas.

1.- Asegúrate de conocer bien las setas y recolecta únicamente las que conozca.

Es conveniente asistir a cursos y exposiciones, comprar las setas recolectadas con las descripciones de libros y guías de la opinión de un experto o acudir a alguna asociación micológica cuando se trage de especies que pueden dar lugar a confusión.

Es aconsejable recolectar las setas completas para su mejor identificación.

2.- Evite consumir setas recogidas por otras personas, salvo que tenga absoluta seguridad de que son expertos en el tema.

3.- Recolecta solo la cantidad que vaya a consumir. Las setas son alimentos perecederos y no pueden conservarse mucho tiempo en el frigorífico.

No deben consumirse grandes cantidades de setas (pueden ser indigestas) y mejor consumiras en las comidas que en las cenas.

Las setas demasiado maduras pueden ser indigestas y se deben dejar en elm onte para que diseminen sus esporas. Las muy jóvenes son difíciles de identificar y se pueden confundir fácilmente.

4.- No consumas setas recogidas en los bordes de las carreteras. Acumulan productos tóxicos.

Ni tampoco las recolectadas en campos de cultivo o zonas idustriales. Pueden acumular sustancias peligrosas.

5.- No creas lo que dicen los dichos populares sobre la comestibilidad de las setas.

Los variados dichos populares sobre comestibilidad de setas que alguna vez hemos oído son falsos.

DICHOS FALTOS SOBRE LAS SETAS

- Las venenosas ennegrecen la plata si se introducen objetos de metal durante la cocción de las mismas.

- Todas las setas blancas son comestibles y las azules son venenosas.

- Ninguna seta que tenga anillo es venenosa.

- Las setas que cambian de color en las zonas de rozadruas o cortes, son tóxicas.

- Las setas que crecen en los troncos siempre son comestibles.

- Las setas venenosas tienen mal olor.

- Las que aparecen mordidas por caracoles u otros animales son comestibles.

6.- Una seta no comestible puede ser muy parecida a otra que sí lo es. Por tanto, deben consumirse solo aquellas que se conozcan con certeza. ¡No olvides que algunas setas son mortales!

Nunca debemos consumir setas de cuya comestibilidad no estemos absolutamente seguros. Ni la que parezca más apetecible merece que corramos el menor riesgo ante la mirada más mínima duda no debe consumirse.