El Norte de Castilla

Los mayores de 65 años sufren cuatro veces menos accidentes que los de 25

Un conductor de más de 65 años, al volante de su vehículo.
Un conductor de más de 65 años, al volante de su vehículo. / Archivo
  • La radiografía de un siniestro en el que está implicado un conductor senior es el de automovilistas que conducen turismos (73%), en carreteras convencionales (44,7%) y con coches más envejecidos (más de 10 años)

Los conductores mayores de 65 años son mucho mejores automovilistas. De hecho, registran cuatro veces menos accidentalidad que los jóvenes menores de 25 años y menos de la mitad que los conductores de 35 a 44 años, según pone de relieve un estudio de la Fundación Línea Directa, la Fundación para la Seguridad Vial y el Centro Zaragoza. Las razones por las que son mejores conductores están en que respetan más los límites de velocidad, no son agresivos en la conducción y aceptan mucho mejor sus propias limitaciones -auditivas y visuales- lo que, entre otras cosas, les hace recorrer menos kilómetros y conducir menos por la noche.

El director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, ha destacado que debido a esas limitaciones los mayores "se autolimitan" y "se atreven menos a conducir" porque en sus circunstancias "son más prudentes que el resto de los automovilistas". Sin embargo, pese a todo y en términos relativos, la mortalidad de los mayores de 65 años multiplica por 2,5 respecto al resto de conductores y tienen un 9% más de probabilidades de resultar heridos graves tras una colisión. Los motivos parecen ser, según Valencia, "la debilidad física y la propia naturaleza de su accidentalidad, generalmente golpes más severos".

Y es que mientras que el número de conductores muertos en accidente de tráfico entre 2009 y 2014 se redujo en un 62% entre el colectivo de 25 a 34 años y en un 67% en los menores de 25 años, el número de mayores de 65 años muertos en accidente de tráfico se mantuvo estable, aumentando un 5% en el mismo periodo.

La radiografía de un siniestro en el que está implicado un conductor senior es el de automovilistas que conducen turismos (73%), en carreteras convencionales (44,7%) y con coches más envejecidos (más de 10 años). En cuanto al género, los hombres presentan el doble de accidentalidad que las mujeres, una constante que parece habitual independientemente de la edad de los conductores.